Primo de Anónimo

martes, 1 de marzo de 2011

¡Ross a la de una, Ross a la de dos, Brawn a la de tres!

Estimados todas/os/es

Con la entrada de hoy querría perder un poquito de tiempo con uno de mis nueve ídolos, como es Sir Ross Brawn. Este ingeniero, nacido en Manchester el 23 de noviembre de 1954 y casado con Jean y padre de dos señoritas (Helen y Amy), es uno de los grandes ingenieros de la Fórmula Uno. Y lo más curioso del caso es que no ha llegado al estrellato por sus diseños novedosos o revolucionarios, como alguno de los otros ocho señores que tienen en la cabecera del blog, si no que su mayor logro es saber leer el espíritu de la competición, anticipándose a todos en la resolución de problemas no planteados por los diseñadores conservadores.

Después de doctorarse en ingeniería, especializándose en instrumentación, y trabajar en el sector de la investigación atómica británica, el Dr. Brawn fue fichado como tornero-fresador para el equipo de automovilismo March en 1976, y poco después, en ese mismo año, fue enrolado en el equipo que se estaba formando entorno a Sir Frank Williams y Patrick Head. En 1978 irrumpe en la F1 una de las escuderías más gloriosas y peculiares de la historia como es Williams; uno de cuyos miembros era Ross. Sus capacidades en instrumentación le permitieron subir en el escalafón, pasando por el departamento de desarrollo y finalmente en el aerodinámico, con un especial interés en la compresión y evaluación de  los datos que servía algo, que en aquellos años (primera década de los 80) era extremadamente novedoso, como era el túnel de viento. En ese periodo de tiempo (1978-84) Brawn fue participe, y por lo tanto responsable en parte, en la consecución de dos campeonatos de pilotos (Jones-80 y Rosberg-82) y otros dos campeonatos de escuderías (1980-81).

La presencia del todo poderoso Head impedía la subida de Brawn a puestos de máxima responsabilidad por lo que optó, como hicieron posteriormente muchos ingenieros jóvenes criados en las faldas de Williams, de emigrar. Siguiendo a su inmediato jefe en Williams, Neil Oatley, se cambió a Lola, pero la situación no cuajó desapareciendo la compañía. No obstante, enseguida (1987) fue fichado por Arrows como jefe de diseño. Sus dos temporadas en esta compañía no le permitieron brillar como era su deseo, ya que las limitaciones económicas eran muy grandes y restringían en gran medida sus posibilidades. A pesar de todo, Jaguar lo convenció para que dejase la f1 en 1989 y se embarcase en su dirección deportiva. El éxito obtenido en el diseño de coches para otras carreras automovilísticas, como superturismos, junto con el hecho de que Jaguar tomase un paquete accionarial de Benetton (antigua Toleman y actual Lotus dios sabe qué) hizo que volviese a la categoría reina en 1991 como director técnico del equipo, donde se encontró con uno de los ingenieros más brillantes de la historia, como fue Roy Byrne. No sin ciertas polémicas, este dúo genial, consiguió dos campeonatos de pilotos (Schumacher 1994-5) y uno de constructores en 1995.

Después del robo a rueda armada que hizo Cordero con Benetton en 1996, Brawn se une a las filas de Ferrari, siguiendo los pasos de Byrne, para desempeñar inicialmente las mismas tareas que hacía en Benetton, a las que se le fueron sumando otras. En este momento se destapa, no solo como un gran lector de zonas grises, sino como gran estratega de carreras y conformador de equipos de trabajo imbatibles. Las cuatro paradas en boxes en el gran premio de Francia de 2004, demuestran la capacidad de inventiva de un gran equipo liderado por él. Por cierto, el primer responsable y pensador de esa estrategia fue, el ahora vilipendiado por tonto y sancionado, Chris Dyer. Hasta el año 2006, en el que decide que es imposible conciliar su vida familiar en el Reino Unido con la profesional en el Norte de Italia y elige a Jean por encima de Ferrari, consiguió cinco títulos del campeonato de pilotos (2000-04) y seis títulos del campeonato de escuderías (1999-2004).

Tras un año sabático, y olvidándose de los ruegos de Ferrari para que tomase las riendas de la escudería, en el año 2008 prefiere quedarse en el Reino Unido junto a su mujer e hijas, iniciando una nueva etapa como jefe máximo en el antiguo equipo Honda, junto a su amigo Nick Fry, que se encuentra en una encrucijada. Este equipo se sentía totalmente agobiado por no haber conseguido brillar en el campeonato, después de fuertísimas inversiones, y dispuesto a cambiar totalmente la filosofía del mismo. Al año siguiente, los japoneses se despiden de la F1 y regalan a Brawn todo su equipo por un euro. Una lectura genial y cuasi ilegal de la norma, la FIA tuvo que avalar la legalidad del archiconocido difusor múltiple, permitió al nuevo equipo Brawn GP tomar una ventaja que le permitió proclamarse campeón del mundo de pilotos 2009, con Jenson Button, así como también del de escuderías.

El 24 de diciembre de ese año, las compañías Daimler AG y Aabar Investments PJS (fondo soberano de Abu Dhabi) compraron a Ross el 75.1% de la escudería por unos 125 millones de euros. Esta semana se ha anunciado la compra definitiva y total de la escudería por parte de las anteriormente citadas compañías, por un precio prorratéale al anterior.

La habilidad de Ross leyendo los manuales de la FIA era por todos reconocida, su intuición a la hora de sopesar las distintas estrategias es prodigiosa, pero es que su astucia negociadora esta a la altura de Goerge Soros ¡Qué envidia Sr. Carabante! él ha hecho sus sueños de pelotazo realidad (off the record: Si en lugar de gastar nuestros impuestos en decorar momentáneamente las señales de tráfico, corromper el sistema o en cualquiera otro tipo de sebastianada variada, dedicásemos ese dinero a la investigación, igual algún españolito sería capaz de dar un pelotazo tecnológico mundial, y no los ladrillazos de campo que perpetramos).

Este movimiento anticipa los terremotos que tendremos en las próximas temporadas. Por un lado, pronto volveremos a tener en el mercado a uno de los grandes ingenieros, ya que vuelve a ser un empleado simple de una gran empresa con una filosofía propia. Su fichaje por Ferrari me parece harto difícil, ya que si ese hubiese sido su deseo, y el de su familia, ya estaría dirigiendo esta escudería en Italia. El regreso a Williams (por más que yo pudiese desearlo) es imposible dada la escasez económica del equipo. El abandono de la competición no es del todo descartable, ya que tan solo le queda por pisar la sede de uno de los grandes.

Por otro lado, esta compra por parte de Mercedes hará cada vez más difícil de justificar la suministración de motores a un competidor directo como es McLaren ¿Se imaginan al sindicato alemán del metal  yendo a la huelga para pedir que de su trabajo solo se beneficie un equipo alemán? De hecho, este último movimiento accionarial fue precedido de la venta de las acciones de McLaren que poseían Daimler y Aabar. Es razonable pensar que, en poco tiempo, la compañía inglesa tendrá que buscar un nuevo suministrador de motores ¿Volkswagen en alguan de sus vertientes? ¿Quizás BMW? ¿Será la forma de volver otra vez de los motores japoneses? ¿O suplicarán tener los motores Renault-Infiniti-Nissan, o como quieran llamarlos, y Newey se vengará?

Y por último ¿Dejará Mercedes que el señor Brawn se vaya a McLaren como desagravio por la pérdida de los motores o se abrirá una puja pública por él?

23 comentarios:

jaume101 dijo...

Siempre e pensado que Brawn es una de las personas mas inteligentes que hay en la actual F1.Algunsa piensan que es un tramposo,pero yo creo que sabe escrudiñar los reglamentos hasta el limite...sobre todo si el a participado en su creacion como en el 2009.
Me encantaria que volviera a Ferrari,pero lo dudo,yo apuesto por que se quede en Mercedes

silvo dijo...

Es un listo, además de conocer muy bien sus labores, pero el doble difusor era ilegal porque superaba los 175 mms máximos de altura marcados para ese año (eso no es intepretable ya que es una magnitud clara y medible), no obstante Ross es un genio y ha sido el valedor de los campeonatos de Schumi,no obstante hoy hablas de alguien que es muy admirado y con razón, saludo

FON dijo...

Buen resumen y algunos datos que no conocía, pero sin duda la mayor azaña de este señor es haber hecho el negocio del siglo compro por un euro y vendió por cientos de millones los restos de una escudería agonizante.
¿McLaren?, no creo, pienso que este señor cuando deje Mercedes se retirará, no necesita un contrato millonario ni de McLaren ni de Williams para irse a ningún lado y se le nota mayor y cansado ya.
Ademas no creo que simpatice mucho con los de Woking, en casi todas las escuderias que ha estado siempre ha tenido enfrente a McLaren como enemigo.
Un saludo.

Fourier dijo...

Buenas tardes Primo.

Gran radiografia del señor Brawn, es uno de los grandes ingenieros del deporte y esperemos que este mas tiempo para poder disfrutar con su trabajo.

Un saludo.

Primo de Anónimo dijo...

Hola Jaume,
No creo que vuelva a Ferrari, y tampoco creo que se quede mucho tiempo en Mercedes. Igual se va a McLaren, siendo inglés seria lo normal, pero ya veremos.

Hola Silvo,
Para mí lo mejor de Brawn es que él es consciente de sus limitaciones, pero construye equipos de trabajo en torno a él que son buenísimos, incluso cuando hacen trampas.

Hola Fon,
Tienes razón, pero él es inglés, y la escudería más británica y emblema actual es esa. Si le hacen una oferta yo creo que iría; aunque fuese por poco tiempo y solo por decir “yo estuve también allí”.

Saludos a todos

Primo de Anónimo dijo...

Hola Fourier,
Perdona pero no te leí mientras escribía las anteriores respuestas.
No creo que le queden muchos años por delante al ingeniero en la F1. Lo triste de esto es que mientras en los 80 y 90 cuando se retiraba un grande (ingeniero) teníamos a otro de repuesto, cuando se retire Brawn solo nos quedara un grande Newey …. y necesitamos por lo menos cuatro excelentes ingenieros.
Saludos

JoniF1 dijo...

Grandioso análisis Primo de Anónimo,la trayectoria al completo vamos.

Yo le veo que acaba su carrera en Mercedes y sin mucho éxito,aunque haya tenido grandes hazañas como las 4 paradas aquellas famosas y lo de Brawn no le veo ganando otro mundial siendo un integrante de un equipo tan importante como es ahora.

xavi dijo...

Excelente entrada sobre uno de los protagonistas de los últimos tiempos de la F1. Por ponerle un pero, diría que sus equipos siempre han penalizado a algunos pilotos (Barrichello, Rosberg) para favorecer a otros (Schummi, Button).
Saludos.

José Luis dijo...

Si con un Euro hizo campeón a un equipo, ¿qué podrá hacer con 100 millones?. De cualquier forma ya sabes que soy de los que reclaman al deporte lo que es suyo y este tipo de gente que estudia las leyes para no cumplirlas y salir inmune no me gustan: los pilotos exprimen las leyes de la física para encontrar el límite de agarre a la máxima velocidad, estos genios exprimen la física de las leyes para encontrar el límite al máximo beneficio.
Desde luego, siempre es un gusto aprender contigo.

Primo de Anónimo dijo...

Hola Joni,
El gran hándicap que puede tener en estos momentos Brawn, creo que, es la motivación. Lo ha ganado todo con distintos equipos, y ahora encima tiene dinero. O le hacen algo para motivarlo o se irá sin ganar nada más.

Hola Xavi,
Muchas gracias por tus palabras de reconocimiento. Y te doy toda la razón sobre la concentración, que ha hecho siempre, de recursos sobre un piloto. Pero debes tener en cuenta que él se inicia en una escudería pequeña con un tipo de gran personalidad (F. Williams), en el que la máxima de que gana el coche y no el piloto lo lleva a extremos a veces sin sentido. Williams es de los primeros en dar órdenes (a través de paneles) para que gane el piloto que él quiere. Supongo que el Rosberg favorecido te refieres al padre en Williams ¿No?

Hola José Luis,
Es una gran verdad que tiene una especial facilidad para leer los reglamentos, pero es que hay está parte de la esencia de este espectáculo ¿Si no por qué nos cambian la reglamentación cada año? Incluso a mitad de temporada, declarando legal ciertas cosas o como ahora que no saben qué hacer con el famoso alerón trasero. Lo extraño es que no haya mucha más gente intentando averiguar esas lagunas, y casi siempre haya sido él (bueno su equipo de trabajo) el que las ha encontrado.

Saludos

J. Arce dijo...

nO DESCARTES QUE VAYA A wILLIAMS YA QUE AHORA MISMO NO ES EL DINERO LO QUE PUEDE MOTIVARLE SINO EL RETO DE DEVOLVER wILLIAMS A LA CABEZA.

Primo de Anónimo dijo...

Hola José,
Es una opción que me agradaría, pero no creo que vuelva a Williams. Veo más fácil que compre Force India y lo transforme.
Saludos

Fourier dijo...

Buenas tardes Primo.

Quizas ahora no tengamos más grandes ingenieros en la recamara pero habra que confiar en Williams y su grán cantera para un futuro proximo, quizas sea Sam Michael el proximo.

Un saludo.

Primo de Anónimo dijo...

Hola Fourier,
La esperanza en Williams nunca la pierdo. Incluso sabiendo que no tienen ni dinero ni casi jefe, espero que la minúscula caja de cambios que están desarrollando les permita saltar a la cabeza de la clasificación.
Saludos

GoNanoGo dijo...

Lo mejor que ha hecho es comprar Honda, y si que ha tenido un buen negocio!!!
Saludos

Primo de Anónimo dijo...

Hola GoNanoGo,
Estoy contigo que el negocio de Honda-Brawn-Mercedes ha sido redondo.
Saludos

Martín Herzog dijo...

Muy buen ejercicio de recuerdos ;)

A ver, o sea, que este Brawn, que iba para ingeniero atómico o quién sabe qué cosa, se apuntó a un equipo como fresador, y no diseñó un coche en condiciones en su vida...

Creo que lo mejor que hizo, aparte de la historia del euro de Honda, fue entrar en el negocio de Williams, que le permitió asentarse y crecer en la F1.

¿El futuro? Yo creo que Ross es un pesetero de cuidado, y no fue a Ferrari simplemente por asuntos económicos, por lo que regresar a la Scuderia solo creo que será asunto de dineros.

saludos

cavallino dijo...

Es el listo entre los listos. Al que todos quisiéramos ver en nuestra escudería favorita. He disfrutado un montón leyendo esta entrada, Primo, no sabía que Brawn llegó a la F1 de la mano de Williams. Ni que dejó Ferrari por amor.

Primo de Anónimo dijo...

Hola Martín,
Yo no calificaría a Brawn de pesetero (¿No sería mejor eurero?), porque estoy seguro que en Ferrari se cobra más que en ninguna otra escudería. Por eso todos quieren ir allí.

Hola Cavallino,
Pues sí, parece ser que la familia empujo mucho para que se quedase en una escudería con sede en UK. Al final, lo único que nos importa cuando hemos triunfado son los nuestros.

Saludos a ambos

Bruno_1 dijo...

Me ha gustado mucho tu post Primo .... Nos leemos, saludos!

Primo de Anónimo dijo...

Hola Bruno,
Me alegra que te haya gustado la entrada. Veo que has vuelto a cambiar de avatar, me llevas despistado, menos mal que el nombre no lo cambias.
Un saludo y nos leemos

pro_magicalonso dijo...

Es un genio, lástima que ya no esté en Ferrari y junto a Alonso ahí. SAludos

Primo de Anónimo dijo...

Hola Pro MagicA,
Estoy totalmente de acuerdo que es uno de los mejores y que junto a un gran piloto y en una gran escudería serían invencibles. Pero imagina un equipo con todos juntos Alonso-Newey-McLaren-Brawn ¿Quién les ganaría? ¿No es mejor que estén todos separados para que veamos cierta competencia entre todos?
Saludos

Publicar un comentario