Primo de Anónimo

martes, 22 de febrero de 2011

Ludwig E. Boltzmann von Kubica

Estimados todas/os/es

La entropía (designada con la letra S por las gentes de Ciencia) es una magnitud muy peculiar de la Física y la Química, ya que nos permite medir la no equivalencia total entre energía y trabajo; o lo que es lo mismo, no toda la energía se puede utilizar en realizar un trabajo, hay una parte que se pierde inexorablemente, y esa parte es la entropía. Esta magnitud nos indica la dirección en la que transcurren los sucesos, y estos siempre tienden a aumentar la entropía. Un vaso se cae y se hace añicos aumentando la entropía o caos del sistema. Nunca al revés, los añicos no suben a la mesa y forman un vaso. Si quieres formar un vaso tienes que realizar un trabajo (designado por las anteriores gentes con la letra W) que se oponga y venza a la entropía.

Tumba de Boltzmann en Zentralfriedhof mostrando su ecuación
El doctor en física austriaco Ludwig Edward Boltzmann fue el que dio forma matemática a estos conceptos y revolucionó el mundo científico, ya que de su teoría y su constante (k) se concluía la existencia de los átomos. Esta existencia fue abrazada con mucho calor por el mundo de los químicos, que ya reconocían a estos entes como partes indivisibles y fundamentales; no así en el ambiente físico que despreció estas teorías (¡Qué confundidos estaban!). Esta no aceptación parece estar en la base del suicidio del eminente físico en 1906. Podríamos decir que tuvo mucha mala suerte, ya que en 1911 Rutherford consiguió acallar todas las críticas de sus colegas físicos, instaurando al átomo como la parte central de nuestras vidas.

Como podemos ver, para tener éxito en alguna faceta de nuestra vida lo que tenemos que superar es la tendencia de la Naturaleza al caos. Tenemos que trabajar duro y pagar el impuesto que es la entropía. Según esta visión del mundo, que es la de este escribidor, la suerte no existe, ni la mala suerte, ni el gafe, lo que ocurre es que no se ha trabajado lo suficiente ¿Tuvo mala suerte Boltzmann? No, lo que le falto es un pelín de trabajo más, para convencer a los físicos más escépticos, para vencer a la entropía de los pensamientos, para superar el caos programado de las cosas.

A parte del clásico gafe español del automovilismo Carlos Sainz, al que siempre le falta un poco de trabajo para ganar, parece que está emergiendo un piloto que quiere quitarle el cetro. Y no es otro que el bueno de Robert Józef Kubica. Ahora que lo importante está consolidado es momento, quizás, de reflexionar un poquito con su vida.

¿Reconocen al segundo y tercer clasificado en esta carrera de karting?
Este piloto ya, desde su época de karts, demostró su valía, ganando todos los títulos posibles en Polonia desde 1994 a 1997. Su traslado a Italia no impidió que también ganase allí, siendo el primer extranjero en ganar el torneo internacional de karting de Italia en 1998. Su paso por el karting internacional fue brillante, máxime si tenemos en cuenta que corrió contra otros jovenzuelos de gran valía a los que venció en muchas ocasiones. Desde 2000 hasta 2005 estuvo corriendo y ganando en distintas formulas hasta que el coche del equipo Épsilon Euskadi le hizo ganar la World Series de Renault en 2005. Al año siguiente se enroló en el equipo BMW como probador, pero la clásica mala cabeza de Villenueve le facilitó su debut en Hugría ese mismo año, acabando en una increíble séptima posición. Y aquí empiezan estos girones de mala suerte, según la mirada cálida de la mayoría de los aficionados de F1, o la falta de trabajo, según los malvados científicos. Al coche le faltaron dos kilos según la norma de pesaje y por ello fue descalificado, nadie se tomo el trabajo de calcular el peso que iban a tener al final. Nadie se tomo el trabajo de recordar al piloto que en la vuelta de llegada hay que ir recogiendo goma, Robert no se tomo el trabajo final de hacer unos pocos metros más por donde había más suciedad para aumentar de peso en la balanza. Un pelín más de evaluación, picardía, ingenio, llámelo como quiera al final nos referimos a trabajo, hubiese sido suficiente para bordar su primer GP.

El año 2007 se presentaba con unas expectativas máximas para su equipo y para él. Renault (antigua Toleman), que era el equipo dominador, había perdido a su buque insignia y las declaraciones del jefe brasileño Ghost ya indicaban que la marca francesa iba a invertir muchos menos recursos en F1, y presagiaban su salida futura (¿Quién podría haber pensado en aquellos años el follón de nombre al que estamos avocados con esta escudería esta temporada?). McLaren era un equipo missing, el anterior coche había sido algo peor que pésimo. Ferrari estaba perdida en su laberinto de pasiones italianas, del que creo que todavía no ha salido. Por todo ello parecía que era el año de la Sauber alemana. Pero en el gran premio de Canadá, una mala evaluación de una maniobra le hizo protagonizar el accidente más espectacular de la F1 en los últimos años ¿Mala suerte? Deportivamente hablando no hizo el trabajo suficiente de evaluación y la maniobra le salió fatal, humanamente hablando el trabajo hecho durante años en las medidas de seguridad venció a la entropía, permitiéndonos disfrutar del pilotaje de Vettel, en el siguiente GP y en el siguiente a este con el de Robert otra vez. Los resultados de esa temporada no terminaron de ser excelentes, y yo siempre me preguntaré si el accidente de Canadá no estuvo parte del tiempo en el subconsciente del polaco (¿No creen que el pésimo resultado de Massa 2010 es función de su horrible accidente? Yo al menos sí creo que ese accidente esta por algún lado de su cerebro y le impide acelerar un poquito más).

No es mala suerte, es dejadez en el trabajo de escribir
Este año, la antigua Toleman vuelve a innovar, jugando con la posición de ciertas salidas de gases, con el tamaño de ciertos cachivaches. Y aunque no quiere decir nada, en unos test estuvieron en las primeras posiciones ¿Cuánto tiempo llevaba ese equipo sin pisar esas zonas? Bueno, pues otra mala evaluación de una maniobra, esta vez en el rally de Andora, ha llevado al hospital al piloto número uno de la escuderia. Un accidente grave y típico de los rallies pero que, al ser protagonizado por el polaco, ha tenido una repercusión mediática muy grande. Otra vez estamos ante la mala suerte ¿Seguro? Mi idea es que no. Otra vez, los más poéticos, hablaran de la conjunción astral para que no gane. Pero otra vez, los más científicos, vemos las consecuencias de ahorrarse ciertos trabajos, como son la evaluación de riesgos; otra vez vemos las consecuencias de no trabajar lo suficiente en todos los ámbitos para vencer ese impuesto, con el que nos grava la naturaleza, llamado entropía. Las buenas personas y optimistas, como Sil, confían en una pronta recuperación física y psíquica, deseos a los que me sumo. Pero desconfió sobre el tiempo que tardará Robert en volver a ser el niño Kubica ganador.

No existe la mala suerte lo que existe es la entropía.  Trabaja duro en todos los aspectos (y por encima de la criatura de Boltzmann) y siempre tendrás buena suerte.

20 comentarios:

Noe_Izumi dijo...

Gran post. Que tarde lo que haga falta, porque olvera mejor que nunca...

Noe_Izumi dijo...

*volverá, se entiende. Me ha pasado como eso de weed y week, jejejeje...

Primo de Anónimo dijo...

Hola Izumi,
¡Como es la entropía! A todos nos pilla si no trabajamos duro. Confió en que vuelva rápido y como era. Pero no solamente él, sino todos los que han estado (están o estarán) en ese transito.
Saludos

jaume101 dijo...

Yo no me atreveria a decir que no existe la mala suerte,lo que si que es verdad,es que segun sea tu trabajo es mas facil tenerla mal o buena.En el mundo que nos ocupa,(la f1),la suerte creo que la podemos delimitar a 1%,el resto es trabajo y buen hacer.
¡cuanto tiempo hacia que no leia "entropia"! practicamente desde que deje mis estudios,¡maldito dia,cuanto me arrepiento de no haber tenido la cabeza mas amueblada!

silvo dijo...

Quizás el grado de desorden no lo tengan bien calculado,la entropía parec estar para fatidiar jaja, saludos

silf1 dijo...

que gran articulo primo!! me instruyo demasiado con tus articulos XD, Muy científico, yo no parezco q voy a ser cientifico (estudio biologia) pero creo en la mala suerte y esas cosas :s pero con esta explicación que has dado no queda duda a nada, uff se podría decir que lo que le ha pasado a Kubica es obrar sin analizar los riesgos, en cierta parte será eso.. saludos!!

F-1 A.L.C. dijo...

ooooog! señooor! debería construirte un templo en atenas por este artículo! que gran primer parágrafo, es poesía pura! éste debe ser hasta ahora el mejor pedazo de letras que he leido viniendo de tu teclado. fantástico


sabes que mi primer post fué exactamente sobre kubica, y hamilton?
http://f1alocamba.blogspot.com/2006/09/la-frmula-uno-se-renueva.html
F1ALC tiene el mismo tiempo en campeonatos de F1 que el polaco, es por eso quien sabe que le tengo un cariño especial al genio

Martín Herzog dijo...

Grandísimo Primo, y explicado para burros como yo ;)

Aún compartiendo la mayoría de los que dices y aplaudo, debemos también considerar el suceso aleatoria, ese caos. Un ejemplo: Fernando... bueno, mejor cambiaré el nombre, que en este país te pegan por esas cosas... Ismael se está comiendo una manzana en el 4 piso de un edificio, y cuando la termina tiene la loca idea de salir al balcón y tirarla a la carretera que por allí pasa, sin esperar a nada, ni a un ruido, ni a una señal, simplemente, llegar a la terraza y lanzar la manzana, sin apuntar.

Pues hete aquí que Ismael arroja la manzana y viene a golpear el parabrisas del primer coche que pasaba por ahí, o sea, el mío. Me asusto, doy un volantazo, pierdo el control del coche y me estampo contra una persona que estaba contemplando un escaparate.

¿De veras crees que no entra en juego el azar puro y duro en la vida? ¿Qué trabajo hemos podido hacer la persona del escaparate y yo para que no se produjese el accidente? Nada.

Y conociéndote, me dirás que el trabajo se debería haber hecho en la escuela y familia de Ismael, pues con una adecuada educación, jamás se le habría ocurrido tirar la manzana por el balcón. Pero eso se escapa de lo que podríamos haber hecho el del escaparate y yo.

saludos

José Luis dijo...

¡Grande entre los grandes!.
No es cuestión de rescatar los fractales y esas cosas, pero siempre me ha parecido un poco antropocéntrico eso de "la tendencia de la Naturaleza al caos", porque llamamos caos a lo que no es orden humano: por su propia naturaleza, el vaso debería estar en el suelo descompuesto en sus minerales y sólo la acción humana descompuso primero ese "orden natural" que luego requiere tanto esfuerzo para mantener.
Kubico hizo lo que está en su naturaleza (correr lo más rápido que puede): el resto es un riesgo asumible, aunque no deseable para los aficionados.
Ahora le ha tocado a los doctores recomponer el vaso de Kubica y seguro que ha sido tan bueno su trabajo, que pronto estaremos bebiendo en él los éxitos que se merece.

Fourier dijo...

Buenas tardes Primo.

Que razón tienes con la entropia y con la suerte, y en canto a Kubica quizas con esto le valga para aprender a evaluar mejor los riesgos que corre, porque siempre aprendemos de los errores.

Un Saludo.

Víctor dijo...

Es un placer leer sus artículos.
¡Siga así!

J. Arce dijo...

De lo que has escrito mi degenerado cerebro solo ha sido capaz de quedarse con un dato: que Kubica fue el primer extranjero en ganar el italiano de karting. Quizá eso explique por qué desde Ascari no tienen un campeón, y es que apostaría a que, al contrario que en España, no fomentan al extranjero sino que intentan hacerle la vida imposible. Quizá pie eso también en motos lis campeonatos open españoles tiene tan buena fama y hay tantos y tan buenos pilotos. Esto merece uno de tus sesudos análisis.

GoNanoGo dijo...

Muy buena la foto de Hamilton, Kubica y Rosberg, como se nota que los años pasan!
Yo confío en que Kubica volverá a ganar el año que viene, sin temor a equivocarme, eso sí, si tiene un coche ganador...
Saludos!

Primo de Anónimo dijo...

Perdonadme por el retraso en contestaos, estimados comentaristas, pero la vida real me tiene completamente abducido y no me ha permitido virtualizarme antes.

Hola Jaume,
Me alegra recordarte tus buenos tiempos de estudiante. Sobre que existe un uno por cien de suerte … lo dejamos que hay un 1% de cosas que no sabemos científicamente todavía como manejarlas.

Hola Silvo,
La verdad es que la entropía solo nos sirve como acicate contra la que luchar, pero ahí está.

Hola Sil,
Los biólogos son tan científicos como los físicos, la única diferencia es que los segundos llevan más años estudiando, evolucionando sus teorías y jugando con las matemáticas. Lucha y estudia fuerte y serás una científica bióloga.

Hola Luis,
Gracias por tu adulación. Escribir de química es lo mío, por eso quizás me ha salido un pelín mejor ese párrafo.

Hola Martín,
Estoy totalmente en contra … de tu calificativo. Mi opinión es que el antónimo se ajusta muchísimo mejor a ti. Y una prueba de ello es el silogismo aristotélico que me planteas con la idea de desmostar mi premisa entrópica. Pero como está muy bien formulado, tú mismo das la respuesta. El trabajo que se ha de hacer para vencer la entropía (tener buena suerte) no es necesario, ni obligatorio, que lo hagas tú, lo pueden hacer otras partes del sistema. Los padres educando, el constructor no dejando huecos, o tú conduciendo sin exceso de velocidad para poder reaccionar bien ante unos imprevisto y habiéndote entrenado (trabajado) para saber responder a las situaciones anómalas que te pueden ocurrir conduciendo.

Hola José Luis,
Tienes toda la razón, y desde Protágoras de Abdera es difícil quitarnos ombligocentrismo. Y me uno a tu deseo de verlo pronto como era antes.

Hola Fourier,
Es verdad que se dice eso, pero solamente aprende uno de sus fracasos si está dispuesto a aprender.

Hola Victor,
Gracias por tus palabras. Yo intento hacer las cosas bien. En el 99% de los casos me salen mal y en el 1% …. horrible. Pero sigo insistiendo.

Hola José,
No estoy contigo sobre el calificativo a tu cerebro. Yo diría que te ha gustado mucho más el dato que has resaltado. Y tienes toda la razón, es muy extraño el caso italiano con varias escuderías diferentes a Ferrari y Minardi a lo largo de la historia no han sido capaces de sacar grandes campeones (o mediocres pero campeones) ¡Qué diferencia con Finlandia!

Hola GoNanoGo,
Me alegra que te haya gustado la foto de los chicos. Después de varios años, categorías y coches siguen siendo los mismos (o casi) los que luchan por ganar. Confiemos en que lo volvamos a ver ganar pronto.

Saludos a todos

JoniF1 dijo...

De mayor quiero ser como Primo de Anónimo,te mezcla los contenidos de estudiante con la Fórmula 1.

Aún no di esto de la entropía pero tiene pinta interesante y tiene toda la razón

Primo de Anónimo dijo...

Hola Joni,
Si me permites un consejo, ahora tienes que luchar y prepararte para ser mejor que tus antecesores, y no como ellos. Y cuando estudies termodinámica fíjate en la segunda ley.
Saludos

Ovif1 dijo...

JAJAJA, sin duda alguna Primo de Anónimo. Realmente daría mucho de qué hablar, y por otra parte sería bonito ya que siempre está bien que los modestos tenga la oportunidad de ganar. De todas maneras, dejemos de soñar, porque al final estarán arriba los de siempre y cerrando el pelotón los mismos.
Un saludo.

Primo de Anónimo dijo...

Hola Ovi,
Gracias por contestarme. Me llego el comentario que dejaste en tu blog.
Saludos y nos leemos

Anónimo dijo...

Para que no se confundan, el W de la tumba de boltzmann es el peso estadístico de un sistema. En pocas palabras de cuantas maneras posibles se pueden ordenar sus atomos en los espacios existentes sin importar el orden.

Primo de Anónimo dijo...

Hola Anónimo,
Confió que la próxima vez que tengas a bien dejarnos tus pertinentes comentarios tus circunstancias personales o temporales te permitan identificarte, aunque sea con unas pocas siglas que me permitan diferenciarte claramente del resto de mi “familia”.
Sobre tu comentario tienes toda la razón. En la ecuación original de Boltzmann aparece la letra W para designar el peso estadístico (o número de microestados) del sistema y yo he hecho referencia al trabajo. La IUPAC, que es la agrupación de sesudos que me rige a mí, nos ruega encarecidamente que la W solo se use para trabajo, aunque también la he visto relacionada con el ángulo sólido. Quizás por eso, ahora, en los libros de texto aparece la letra P (incluso omega) en la ecuación de Botzmann para evitar esa confusión. Lo que yo quería poner de manifiesto es la necesitad de hacer un trabajo para vencer eso que llamamos entropía, ya que todos los procesos reales son irreversibles, y solo pagando con la moneda del trabajo el canon de la entropía podemos hacerlos reversibles.
Saludos y muchas gracias por la aclaración.

Publicar un comentario