Primo de Anónimo

jueves, 3 de febrero de 2011

La Fórmula Uno como una nueva religión

Estimados divididos (sí, así están por seguir banderas).

Esos torpes homínidos que llamamos Homo Sapiens Sapiens tienen un carácter gregario y social muy importante. Eso hace que tengan una tendencia grupal muy grande, y si no miren la gran cantidad de cuadrillas y tribus urbanas que pululan por nuestro entorno, incluso a la que pertenecemos. La formación de grupo tiene ventajas importantes defensivas y aumenta las posibilidades de pasar los genes de los miembros del grupo a la siguiente generación. Por eso nuestra especie fue impelida a elegir esa estrategia de supervivencia.

Un grupo determinado puede forzar cambios substanciales al conjunto de la sociedad, y esa es la base del poder de todos los que nos rodean. Los que se erigen en los representantes del grupo son los que realmente ejercen el poder, mientras que los seguidores tienen un mero carácter numerario (plebe). Cuando hablamos de poder y grupos siempre hablamos de competencia entre los diferentes representantes/líderes de los mismos. Y una forma simple de proyectar el poder es a través del número, cuanto mayor sea el grupo más poder, más prerrogativas y más fuerza tendrá su líder.

Los líderes de las religiones fueron de los primeros en explorar a fondo este concepto, creando líneas invisibles que sus seguidores no podían cruzar, impidiendo de esta manera la transferencia de seguidores de una religión a otra. Esto nos ha llevado a un sinfín de guerras, no solo pasadas sino actuales, incluso en Europa. La componente religiosa de Yugoslavia no hay que olvidarla.

No solo las religiones han sabido dividir a sus seguidores impidiéndoles cambiar de grupo. En España después del tránsito a la democracia a mediados de los setenta, los grupos políticos, en primer lugar los nacionalistas frente a los no nacionalistas y luego se extendió a todos, aplicaron la misma metodología de separación, líneas rojas e imposibilidad de cambio de voto. Esto nos ha llevado a que en la actualidad los seguidores del PP no quieran a su líder, al igual que sienten los seguidores del PSOE con el suyo. Pero por culpa de estas líneas inventadas no son capaces de salir, romper esas carcasas vacías y crear un nuevo grupo que sea dirigido por alguien más acorde con sus sentimientos.

A mediados de los setenta, cuando empecé a mirar con otros ojos esos coches dando vueltas, me di cuenta que mis mayores en la afición eran unas personas muy individuales. Cambiaban de piloto favorito, de ingeniero, de escudería y todos se movían más o menos sin trabas, ni reproches. Solo existía un pequeño grupo claramente delimitado, los ferraristas, que eran la excepción, y no siendo extraño la salida de este grupo de algún que otro seguidor en función de la última bravuconada de Don Enzo.

Hasta la eclosión de Alonso se mantuvo esta desagregación de los seguidores de la F1, y solamente bajo este epíteto se nos podía catalogar. A partir de 2003, cuando el piloto Alonso conduce un Renault y tiene opciones de ganar carreras, la transformación de los seguidores de F1 sufre un cambio drástico.

El primer cambio fue el número. De dos gatos mal contados pasamos a ser legión (o casi), con lo que la posibilidad de ponerse delante de este grupo fue cada vez más apetecible, aumentando con el número. Rápidamente se enarboló la bandera del alonsismo, para poder pastorear a los seguidores y aglutinarlos bajo ese tótem. Se debía adorar al dios Alonso, y sobre todo seguir lo que dijesen sus ministros.

Una vez enherbolada una bandera es muy fácil izar otra. El antialonsismo germinó fructíferamente en todos aquellos que habían intentado pastorear sin existo a los ácratas formulauneros de los años 80 y 90, así como también sobre aquellos que tenían que soportar a los seguidores alonsistas más futboleros.

Hete aquí que ya tenemos dos grandes grupos formados, con sus odios, ataques y resquemores entre los generales. Y como prueba de los golpes bajos les recomiendo que pierdan el tiempo leyendo la primera twitterbronca en el blog de Eloy.

Pero es que esas intransigencias ya han llegado a niveles inferiores. Los sargentos de los bloggers ya se permiten dejar por escrito, en sus biblias, lindezas democráticas y tolerantes como “… y por supuesto dificultar la entrada de trolls molestos…”. Se vanaglorian de excluir a gente automáticamente (cuando el programa se lo permite), porque estos incautos han realizado una crítica a los dogmas del blog y del grupo, o porque han cometido el pecado de referenciarse con un sitio web de la otra orilla. Y en aquellos en los que el programa no lo permite, un comentario inocente sobre la cultura general de los españoles en F1 en un blog contrario levanta una polvareda, con reproches iniciados en la cuna de ambos, contrincantes que no vienen a cuento, a nadie importan y que avergonzarían a cualquiera de los sinvergüenzas de nuestros políticos.

Ya está bien de intolerantes, salvadores de deportes, y pastores de aficionados.

Desde este momento me declaro anti-alonsita alonsiano, o alonsita anti-alonsiano, sin estar esquizofrénico. Pienso disfrutar con sus gestas y criticar todas sus torpezas. Estoy dispuesto a alabar sus buenos comentarios y repudiar sus exabruptos. Y confió que muchos de ustedes sepan salir de sus grupos. Y que los alonsitas sepan criticar a su dios y los anti-alonsistas sepan ensalzar a su demonio.

Quiero poder ascender sin necesidad de comulgar.

Españolito que vienes
al mundo te guarde Dios.
una de las dos Españas
ha de helarte el corazón.
Antonio Machado Ruiz (poeta español)

27 comentarios:

Noe_Izumi dijo...

¡Que grande!
Totalmente de acuerdo.
Cada cual que viva la F1 como quiera, eso desde luego. Yo me quedo con la F1 en general, respetandolos a todos, simpatizar con uno o dos pilotos especialmente, pudiendo alabarlos y criticarlos sin tener que lapidar a los demas. Y sin molestar a nadie.
Ya es un deporte bastante "minoritario" como para estar con peleas estupidas...

Noe_Izumi dijo...

Y lo que mas pena me da es la generalizacione, en ambos lados. Señores, no todos los que llegamos a la F1 bien pronto somos unos ciegos respecto al resto de dicho deporte :)

Primo de Anónimo dijo...

Hola Izumi,
Me alegra encontrarte en el barco chiquitín de los que nos gusta la F1.
Saludos

silvo dijo...

Estoy en la F1 desde hace mucho tiempo y se que antes no había esa pasión que levanta, lógicamente, el hecho impensado de tener un campeón de estas características aquí, eso parece llevar parejo gentes que parecen obligadas a estar en contra suya (quizás están en contra de cualquier idea que se vaya generalizando)y gentes a favor, Fernando ha llegado a la F1 por su camino y yo le he encontrado en el mío de seguidor, no reconozco sargento ni director ni nada parecido, procuro analizar las situaciones, se le da bien esto, es una persona más equilibrada que muchos y ya está, no me importa ascender, solamente disfrutar comentando con mi buena gente una pasión, y es cierto lo mejor es reconocer los errores cuando se producen pero para ello hay que ver esos errores que también es un error aplicarle los que no le corresponden, saludos

Primo de Anónimo dijo...

Hola Silvo,
Convendrás conmigo que tenemos demasiadas gentes babeando cuando aparece la palabra Alonso y demasiadas gentes escupiendo cuando oyen el nombre de Alonso. Fernando es un ser normal y corriente (lo que puede y le dejan); hace cosas buenas (que son loables) y comete errores (que son criticables). Y no es razonable que ni una cosa ni la otra estén excluidas per se.
Quizás un poquito de humildad por parte de todos no estaría mal (ahí también estoy yo).
Saludos y gracias por comentar

Martín Herzog dijo...

Mi querido Primo. Tu idea es buena, pero examinando tu texto, veo que te conviertes (sin pretenderlo ¿o sí?) en el Moisés de la F1, abominando las visceralidades y abanderando el deporte puro y con olor a eter. Rechazas a los tiranos intransigentes, a los salvadores de tres al cuarto y a los pastores de almas, acaparando tú esas almas que quedan errantes en pos de una nueva causa: la asepsia.

¿Cual prefiero? Sin dudarlo, creo que tu propuesta es la mejor, pero soy demasiado débil para no tener favoritismos.

saludos

Martín Herzog dijo...

No es por nada, pero vaya pedazo de comentario que me ha quedado. Cada día me quiero más ;)

FON dijo...

Veo que has salido del armario y tirado la llave al retrete, jeje
Bueno, yo no entro dentro de ninguno de tus canones porque empecé a ver la F-1 con El profesor, al que adoré, aborrezco ese sentimiento exagerado sobre Senna y me defino como alonsista independiente, un nuevo partido politico de la F-1, jeje, me deshice hace tiempo de los directores y los sargentos que manejaban el cotarro en los sitios que participaba y funde mi propio partido politico.
!!Viva el alonsismo independiente!! (se acercan las elecciones, hay que hacer campaña)

Primo de Anónimo dijo...

Hola Martín,
¿Recuerdas la Europa de los años 30? Los más extremistas políticos (nazis y comunistas) se aliaron para destruir al actual Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Y contaban las mismas historias (histerias) para tergiversar y confundir. En España estamos sufriendo desde hace demasiado tiempo a unos intolerantes que siembran muerte por todo el país, y hay gente que pide tolerancia para ellos.
Pues no, hay que ser totalmente intolerante con los intolerantes.
Y si te gustas mucho subido en el pulpito.

Hola Fon,
Si me permites hacerle guiños a Hamilton, requiebros a Vettel, rajar de Alonso (todo ello cuando lo considere oportuno), salir y entrar del AI sin necesidad de pedirte permiso como fundador del partido, y no me pides que te siga ciegamente, tienes un voto.

Saludos a ambos

Numero_12 dijo...

Jajaj. Un gran articulo si señor.

Hay mucha gente que ensalza a alonso o todo lo contrario que ni siquiera han visto la carrera. Símplemente han leido los titulares de AS o MARCA.

Yo he de reconocer que cojeo del lado de Alonso, quizás por el hecho de que sea español, lo mismo podría decir de Alguersuari o de la Rosa (en su dia), aunque de ellos no se habla tanto porque aún no han tenido la ocasión de poder pelear por ganar un GP. A uno siempre le hace un poco más de ilusión, aunque solo sea por el hecho de pensar.... 'Si, ese tío sabe lo que es comerse un buen cocido' jeje.

Un saludo

Martín Herzog dijo...

Querido Primo, tu respuesta es una frivolidad, y no tiene punto de comparación la gravedad de unos sucesos que costarían la vida a 80 millones de personas con unas preferencias deportivas.

Que la gente sea intolerante, me da más omenos igual en este sentido... cuando hay que ser intolerante es cuando estos intolerantes delinquen.

Yo creo que todos somos intolerantes en algún aspecto que nos atañe directamente, y en lo más íntimo de nuestro ser lo sabemos.

Sobre el púlpito... ya sabes que el trabajo bloguero en equipo es algo en lo que he dejado de creer, y me he convertido en lo que son todos los demás bloggers, incluido tú, en un cura subido a un púlpito.

saludos

Fourier dijo...

Buenos dias.

Yo creo que como siempre el problema es que la prensa genera controversia en los aficionados y como nos gusta mucho discutir nos posicionamos por bandos. A mí por ejemplo me gusta Ferrari pero no me gusta Alonso despues de todas las acusaciones que hizo sobre Ferrari en su epoca de Renault ya que entiendo que no es consecuente sus palabras con el hecho de estar ahora en Ferrari; pero no por ello dejo de respetar a los que piensan distinto a mí.

En conclusión, yo creo que la masa es muy maleable y que en el fondo nos gusta discutir.

Un saludo.

Primo de Anónimo dijo...

Hola Número 12,
Gracias por tus palabras. Tú puedes tener ciertas querencias, y eso es razonable y yo también las tengo. Pero lo que me saca de mis casillas es la intolerancia general de mucha gente de ambos bandos.

Hola Martín,
Por ahora no hay muertos por fanáticos de la F1, es verdad. Pero el germen de la intolerancia está ahí, y me preocupa que usted que es de los que la suele sufrir en primera persona sea tolerante con ella ¿O es una forma de autojustificarse y cosificar al otro para poder contraatacar? De esa manera no necesita desarrollar ninguna empatía con los Alonsistas y les puede machacar como ellos le atacan. El famoso ojo por ojo … al final todos cojos.

Hola Fourier,
Discutir, en el concepto de intercambio de opiniones de forma dialogada (yo digo algo y tu contestas a lo que yo he dicho, y viceversa), es lo más divertido de la F1. El problema es que en este bendito país hay muchos intereses en ponerse al frente de grupos intolerantes, que no saben relacionarse con el otro. Con tus comentarios muestras que aun siendo ferrarista puedes convivir con alonsitas y con gentes con otras querencias. Y eso es lo que estoy echando de menos en muchos sitios.

Saludos a todos

J. Arce dijo...

El problema es de falta de respeto y educación. En el link se puede comprobar el escaso talante democrático del que hacemos gala y el corporativismo de la prensa: el de As se queja porque un periodista ha tenido la osadía de discutir la noticia de otro. Hay que recordar que As ha sacado infinidad de noticias falsas y que alguna que se ha confirmado(como el fichaje de Alonso por Ferrari) la vendieron como exclusiva cuando llevaban más de un año anunciándola.
Respecto a la plebe pues qué quieres que te diga; si conociese a alguien que me siguiese a ciegas lo despreciaría por imbécil.

F-1 A.L.C. dijo...

graaaaande!


para Thoreau, acaso, el poder no es más que una violencia contra la conciencia del individuo? entonces al convertirse en un seguidor y atenerse a los límites de un grupo, renunciamos a lo que más nos convierte en humanos: nuestra capacidad de ver las cosas más allá de nuestros ojos, y de decidir con eso

si algo tiene de inteligente la f1, es que puede ser seguida como un todo, y no como una gangue de adolescentes. triste que algunos renuncien a su derecho a disfrutar el paisaje por agarrarse a un árbol

pulguitaatodogas dijo...

Primo, has conseguido lo más difícil: superarte a tí mismo. Entrada impresionante.
Navegando me he encontrado unas lidences de Facebook que a alguien de tu proximidad no le van a gustar:
- "odio a Lewis Hamilton", 451 segudores,
- "Si, odio a Hamilton y lo seguiría odiando aunque fuera un avatar!", 134 seguidores;
- Odio a Hamilton: 51.174 seguidores
Es una realidad, pero no creo que sea para dramatizar, porque normalmente nos es más que una forma de expresión, más o menos agraciada.
Me ha gustado el parafraseo de F-1 A.L.C.; cada cual elige donde mirar: hay quien disfruta con el árbol y no necesita ver el bosque.
Lo más difícil es tolerar lo intolerable, porque lo tolerable ya está tolerado (esto es como lo del cielo está enladrillado...).
Bueno, terminando como empecé, a mí me gusta más:
- "No tengo prejuicios, odio a todo el mundo", 3.754 seguidores.

Primo de Anónimo dijo...

Hola José,
Pero es que ese es el problema de fondo que nadie quiere solucionar. Si crea alarma social se hace una ley y ya estamos todos tranquilos. La parte pedagógica y de enseñanza y educación (que es la única que te queda a lo largo de toda la vida, y la más cara) esa la dejamos para la haga la siguiente generación ¡Un desastre!

Hola Luis,
Si me permites parafrasear a Don Henry David Thoreau “The F1 does not lie, so there are many formulaoners liars” él se lo lanzó a las matemáticas y a su entorno, pero creo que nos puede servir también a nosotros.

Hola José Luis,
Curiosos esos datos. Yo también odio a Hamilton, y a Vettel y a Alonso, si eso quiere decir que algunas que hacen o dicen no son de mi agrado, y por eso se las critico. Pero también amo (espero que no lo lea mi mujer sino tenemos problemas) a Hamilton, Vettel y Alonso cuando me hacen disfrutar de una carrera bonita. Pero cuando yo estoy cabreado con Alonso no te voy a obligar a ti a que estés también cabreado con él. Pero definitivamente mi grupo podría ser el último “No tengo prejuicios …. odio a todo el mundo”. Si cambiamos amo también me sirve, y si ponemos los dos verbos mejor aun.

Saludos a todos

jaume101 dijo...

¡que grande que eres!
has expresado magnificamente muchas de las cosas que yo pienso.Yo era uno de esos "dos gatos" que seguian la F1 cuando poca gente lo hacia,ademas de siempre e sido Ferrarista hasta la medula.Cuando Alonso llego a la F1 me alegre,igual que me alegre cuando poco a poco y gracias a su trabajo fue subiendo en el escalafon.
Haun recuerdo el bochorno ajeno que senti cuando algunos "animales" insultaron gravemente a Hamilton en unos test en montmelo.Gracia a ellos Hamilton me es mas simpatico y como muchos me decian que como podia animar a Massa,Schumacher o Kimmi en lugar de animar al todo poderoso Alonso

Primo de Anónimo dijo...

Hola Jaume,
Nos vamos persiguiendo de blog en blog y comento porque me toca. Gracias por tus palabras de apoyo. Mi opinión es que hay que disfrutar con lo bueno de todos los pilotos y escuderías, incluidas las pequeñas. Y si hay que criticar algo, que crees erróneo, se critica y ya está, sin necesidad de tener que pedir perdón a nadie y todo el mundo entendiendo que es solo eso, una crítica ….. que mañana puede transformarse en alago.
Saludos y nos leemos

pulguitaatodogas dijo...

Suscribo lo de cambiar "odio" por "me gusta", porque, después de todo, la inmensa mayoría de la gente hace las cosas lo mejor que sabe: hay algún error, pero muy pocos hechos son intencionadamente con maldad.
Es cierto es que dices de jugar a la oca, de blog en blog y ahora tiro yo, pero desde que administro el de Jon mi cultura de F1 se ha multiplicado por todos los distintos puntos de vista de la gente que escribe: me siento mucho más enriquecido y es algo que me gusta agradeceros a quienes lo hacéis posible.

Mónica dijo...

Para nada estoy de acuerdo con que digas que Fernando es un ser normal y corriente,para mí no lo es.Pensarás que será mi juventud,mis hormonas o mi inmadurez,pero yo sé lo que Fernando me aporta a mí.Claro que cometerá errores y ahí estarán,pero a diferencia de muchos él es el primero es reconocerlos.
No es un bando u otro,no es alonsismo o no,hay mucho más.Defenderé a Fernando siempre.Respeto tu opinión porque más allá de esto a ambos amamos este deporte.Saludos

cavallino dijo...

El año pasado, en Cheste, tenía al lado a dos tipos que pensaban que quien iba en el Ferrari de Alonso era Kimi Räikkönen. No sé dónde creerían que iba Alonso. Quizás en el Renault de Petrov. Y Petrov... da igual Petrov. Soy antipetrovista... jeje...

Eloy Entrambasaguas dijo...

Ante todo, gracias por el link a mi blog. Qué decir. Tienes mucha razón, y además el problema no es exclusivo de la Fórmula 1, va mucho más allá, así que mejor tomarse estas cosas con humor, por muy jodido que te sientas a veces... y por supuesto, ir a tu bola siempre es una gran solución.

Un saludo

cavallino dijo...

Con mi comentario quería decir que hay mucho ignorante deambulando por circuitos, foros, blogs... Qué más dan sus opiniones o sus insultos.

Antipetrovista es un nuevo grupo absurdo, anti y sin sentido.

Pero eso sí, me declaro alonsiana y antihamiltoniana. Que lo sepas.

Nos leemos, Primo!

Fourier dijo...

Buenos dias Primo.

Lo de discutir no lo decía como algo negativo, sino que me referia a la discusión como la bronca que nos has puesto como ejemplo; ya que discutir en un tono sosegado y respetuoso es muy entretenido.

Un Saludo.

JoniF1 dijo...

Vaya Ovi,ojo que entrada jaja,muy buena.

La F1 en España la mayoría de gente la sigue por Alonso,aunque también otra mucha ama los coches de colores como dices.

Yo me aficioné por Alonso,pero ha medida de que ha pasado el tiempo me he convertido en un Fan de F1 sin fanatismos ni odio a nadie,quizás tener un blog de F1 también me hizo "madurar" en este aspecto.

Saludos

Primo de Anónimo dijo...

Hola José Luis,
La idea central es no estar obligado a nada de antemano y tener libertad de cambiar de opinión sin necesidad de que eso sea un drama.

Hola Mónica,
Si admites que Fernando comete errores es que ya le das la calidad de humano. Y si respetas mi opinión cuando voy a tu blog a quejarme de “lo malo” que es Alonso; tú te sientes libre y a gusto viniendo a mi blog a decir “lo maravilloso” que es Alonso (cuando yo rajo contra él, o de otro piloto, ingeniero, da igual) Es que ambos estamos aprendiendo de la F1 y somos tolerantes con las debilidades del otro. Y eso es lo que me gusta la tolerancia entre tolerantes.

Hola Cavallino,
Ignorantes hay a puñados. Tengo alumnos en una carrera de ciencias que con toda la cara del mundo dicen que se escaquearon de estudiar matemáticas en el instituto porque eran muy difíciles. Y ahora quieren que yo les apruebe y les enseñe (sin hacer ningún esfuerzo!!!) aquello que ellos no quisieron aprender en su momento. Eso no puede ser. La ignorancia y desidia tienen un precio muy alto que al final pagamos todos ¿Crees que estos estudiantes que estamos subvencionando con más de 50.000 euros al año devolverán algún día ese esfuerzo a la sociedad? Yo creo que nunca.

Hola Eloy,
El individualismo es una solución parcial, pero el problema de una sociedad intolerante sigue ahí. Y al final lo único que puedes hacer es cambiar de sociedad. Gracias a ti por recoger metódicamente y resumir todas esas cosas que ocurren en twitter y que no somos capaces de seguir aquellos que somos poco hábiles y tenemos poco tiempo.

Hola Joni,
Lo importante no es por qué entraste en un grupo, si no que seas tolerante con los del grupo, con los de otros grupos y que todos lo sean contigo. Y eso es lo que reclamo.

Saludos a todos

Publicar un comentario