Primo de Anónimo

lunes, 30 de abril de 2012

Nazionalalonsismo

Estimados todas/os/es 

Llevo cierto tiempo observando, en distintas redes sociales, como muchos cultos aficionados de la F1 son insultados, vejados o en el menor de los casos atacados al twit de desafección al piloto rojo español. Y para mi gran sorpresa, en lugar de hacer lecturas sordas, los afectados intentan demostrar, a graznido en pecho, su cariño imperecedero al asturiano o se preguntan en voz mayúscula si es esa la imagen que transmiten, cuando ellos quieren emitir otra. Confiando, en todos los casos, que algún grupo les acoja en su seno, les proteja y les reconforte de la intemperie de la libertad heterodoxa. 

Aquellos que estudiamos la Historia en los libros, y no los que oyeron las historias de tontas y machos y vicenversas en el smartphone de turno, la situación nos recuerda, en la distancia, a la Alemania de finales de los años veinte, principios de los treinta. En aquellos turbulentos años, el partido Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei y sus seguidores ejercieron una presión enorme sobre el común de los germanos para incorporarlos a su redil o para exterminarlos. Algunos de ellos se radicalizaron uniéndose al partido bolchevique escindido de las ideas de la filósofa Rosa Luxemburgo Kommunistische Partei Deutschlands (Opposition), siendo la presencia de estos extremistas, del otro lado, la excusa, de los de aquel, para desencadenar una extinción masiva de nuestros congéneres en Europa. Y la verdad, la inmensa mayoría de los alemanes no estaban dentro de las ideas nacionalsocialistas, pero por miedo a que unos insignificantes señores con altavoces, eso sí, los señalasen acabaron en su redil. 

Aunque ustedes crean que estoy exagerando, el bloque bolcheviqueantialonsita hace descalificaciones genéricas sin sentido, que solo sirven para reforzar a los nazionalalonsitas. Pero antes de entrar en este club ¿No deberíamos saber cuáles son sus mandamientos? Solo si los crees verdaderos deberías estar dentro de él, y si no deberías exigir que te dejasen en paz siendo un alonsista (o antialonsista) de centro, moderado y liberal. 

Los mandamientos del buen nazionalalonsita son, a saber (si no nos los cambian en la próxima retransmisión): 

1.- Desearás a Alonso sobre todas las cosas (¡Incluso aunque ambos seáis del mismo género!). 

2.- No usarás los tiempos de Alonso para criticarlo. 

3.- Gritarás ¡Uiuiui!, cada vez que salga por el televisor. 

4.- Los fallos suyos serán búsquedas de los límites del coche (los de su compañero cagadas monumentales del susodicho). 

5.- Hablarás mal de todos los antiguos campeones de F1. 

6.- Robarás todos los apodos usados por las leyendas del motor. 

7.- Amaras u odiarás a cualquier escudería según esté tu ídolo en ella o no. 

8.- Siempre dirás que esta cazando al piloto de delante (¡Aunque la diferencia de tiempos se vaya incrementando!). 

9.- La imposibilidad de adelantar a un piloto será culpa de las artes antideportivas del mismo. Los tapones que forme el de rojo serán manifestación de la grandeza en el pilotaje del susodicho. 

10.- Los campeonatos obtenidos por él son manifestación de la grandeza de sus manos (mientras que los de los demás fueron culpa de las arteras trampas de los ingenieros). 

¿Sigues a pie juntillas este decálogo de mandamientos? 

Tu respuesta es sí ¿Pero qué hace usted aquí señor Anthony Wolf-Cub? Para una vez que se pone a leer y tiene que caer en un sitio de F1. No se preocupe que no aprenderá nada, usted esta inmunizado contra el aprendizaje. 

Tu respuesta es no. Pues eres como el 99% de los aficionados. Si ni siquiera Alonso sería capaz de comulgar con semejante decálogo ¿Por qué lo vas a hacer tú? Lucha por tu libertad. Y que no te abduzca el Nazinalalonsismo, si puedes ser un alonsista convencido heterodoxo (incluso antialonsista) sin necesitad de seguirle(os). 




(PD. Me informa mi espía en el paddock que el look más molón del nazionalalonsista es con raya amplísima en medio de la cabeza y cera en … pero no puede seguir porque ha aparecido un anuncio de Alonso en el periódico)

22 comentarios:

jaume101 dijo...

Hola Primo:
Preparate para una ataque en toda regla de las hordas alonsistas,encabezandolas el alopecico verde (ahora naranja) y vestidas con un gorra con una visera tan grande que no deja ver el sol haya dond van..je,je.
creo que ya sabes mi opinion respecto a este tema,yo por suerte no soy de los que la cambia segun el color que viste cada uno

Primo de Anónimo dijo...

Hola Jaume,
Es lo que tienen las teorías totalitarias, que sus defensores nunca pueden ser convencidos de nada, salvo de que solo ellos tienen razón. Y no te preocupes por Anthony Wolf-Cub que él práctica el periodismo 3.0 (mete caña y “enmierda” pero siempre utiliza a otros para el trabajo sucio).
Saludos

Dani dijo...

El alonsismo militante se resume perfectamente con esos 10 mandamientos que el profeta alopécico entregó a sus fieles devotos. Me alegro de ser de los que no creen en este decálogo, propio de pseudoaficionados que dejarán de ver la Fórmula Alonso el día que decida retirarse.
Saludos

J. Arce dijo...

Bien dicho y muy buena la metáfora. Estoy leyendo precisamente Mein Kampf y hay que ver cómo han aprendido de Hitler muchos fascistas disfrazados de demócratas, que es lo que más abunda. Lo que más llama la atención es la falta de coherencia, eso de decir que la ley es para los demás, que para mí hay otra. En el caso que nos ocupa llama la atención cómo cuando las cosas las hacen los demás son normales y cuando las hace Alonso son magia.

Curva130R dijo...

Je, je. Me ha gustado mucho el modo en que lo has expuesto... Diría que los nazionalalonsistas me recuerdan a los sennistas extremos en su manía de cambiar las reglas según la corriente, aún cuando el piloto al que tanto mencionan no apruebe tal conducta.

Pero bueno, creo que es el problema de aquella gente que no tiene mucho interés en hurgar más allá de 3 líneas.

En fin, que te acabas de ganar un nuevo seguir, ja.

Saludos y éxitos.

fon elnota dijo...

Sobra decir, y tu lo sabes, que me considero de centro, moderado y muy liberal, vamos de la extinta CDS, pero ante todo amante de la historia de este deporte, a estas alturas disfruto tanto viendo una buena carrera, gane quien gane, que todo lo demas me resbala, solo me interesa la objetividad. Por eso somos quienes somos y en estos sitios y muchos mas nos encontraras. Y en cuanto a los NSDAP, genial el guiño a la historia, aunque algo exagerado y no coincidente porque en este caso es al reves, los NSDAP solo habitan ya en un par de reductos, mortificados con 4 gurus que prometen y vaticinan todo tipo de mejoras aerodinámicas. La vida es demasiado corta como para vivirla siempre amargado, estresado y soñando con lo mismo, ¿no te parece?
Un saludo, estimado Primo de Anónimo.

Primo de Anónimo dijo...

Hola Dani,
Espero que seamos muchos los que sigamos en la F1. Pero, desde luego, si hubiésemos tenido como periodista de cabecera a otra persona el número sería mucho mayor.

Hola José,
¿Cómo se te ocurre leer eso? Aunque la única forma de combatir algo es conocer sus fundamentos. Ese doble rasero (tan político) es el primer estadio en el proceso de deshumanización que hacemos del otro. Y sus resultados son de sobra conocidos.

Hola Curva130R,
Me alegra que te haya divertido la entrada de esta semana. La idea era denuncia cualquier totalitarismo, incluso en la F1, porque la mayoría de las personas siempre vivimos en la duda y en procesos de cambio, que hacen intolerable los sistemas inmutables. Y muy contento de que te pases por esta humilde bitácora y nos comentes tus impresiones, a favor, en contra, da igual, lo importante es el razonamiento que hay detrás, y el ir aprendiendo todos juntos.

Hola Fon,
Es que lo divertido de este evento es eso. El disfrutar de la carrea, de las grandes gestas y de las pequeñas heroicidades de cada uno de los actores. Y como bien expresas, la historia nos va enseñando que hay muchos actores y no siempre están a la misma altura.

Cordiales saludos a todos

cavallino dijo...

Buenísimo, Primo. Riéndome con el decálogo nazionalalonsista. Y que sí, que llevas toda la razón.

Nos leemos...

Primo de Anónimo dijo...

Estimada Marian,
Me alegro mucho haber provocado tu sonrisa. Con lo que está cayendo una sonrisa es lo más difícil de conseguir.
Un cordial saludo

Txomin dijo...

Cierto, el incremento de audiencia ha requerido la brutalización del espectador. Sin estas bajas pasiones, seguiríamos siendo menos, no sólo en Ejjjpaña.

Aun así, tampoco es que el resto carburemos fino, simplemente lo hacemos distinto. No olvidemos que el acto de fe de esta temporada para explicar la lotería es que las ruedas son muy... muy... muy?

silf1 dijo...

jajajajajaja primo, bueno no caigo en la 1era por lo menos.. hasta ahorita el nazionalonsismo no me ha atrapado, puede ser porque sólo me cae bien y no tengo sentimiento patrio porque no soy de allá; al menos allá aman a su piloto, al de aquí lo odian.., así estamos, saludos ;)

Primo de Anónimo dijo...

Hola Txomin,
¿Pero no se puede elevar el interés de la gente por algo sin el reclamo de las vísceras? Yo creo que sí, pero es algo más lento y costoso. Y ahí es donde la cosa falla, preferimos lo simple y barato, aunque a la larga sea caro.

Hola Sil,
Pero el problema no es odiar/amar y menos imponer a los demás esas ideas. Lo que hay que hacer es criticar los errores y ensalzar los aciertos, sabiendo que todo el mundo tiene entradas en ambas columnas, siempre.

Saludos a ambos

SFNilton dijo...

Saludos Primo desde Perú.
Me gusto la entrada que escribiste, es cierto que muchos nos identificamos con tal o cual piloto, algunos otros con tal o cual equipo, pero todos de alguna forma u otra perdemos la vision de la competencia en su totalidad que es la F1 por el simple hecho de pasar al extremo por defender nuestros gustos sin respetar a los protagonistas ni a los seguidores de los mismos.

Es un gusto poder leerte y trataré de dejar mis comentarios más frecuentemente.

Primo de Anónimo dijo...

Hola SFNilton,
Estoy totalmente de acuerdo contigo que debemos ser mucho más respetuosos con todos. Y más en la F1, donde los pilotos cambian casi cada dos años de escudería, los ingenieros no duran mucho más, incluso las escuderías aparecen, desaparecen y algunas (al menos el nombre) vuelven otra vez a la vida después de años muertas. Por eso, yo creo que debemos ser todos un poco infieles con nuestros pilotos, escuderías e ingenieros y ser los primeros en criticarlos cuando se lo merecen.
Me alegra que sea de tu agrado las tonterías que escribo y siéntete cómodo para leer y escribir en esta humilde bitácora, incluso cuando piense lo contrario que yo. Solo razonando, entre todos, podremos aprender un poquito más de esta afición que tenemos en común.
Un cordial saludo

Txomin dijo...

Sin duda.

Rafael Romero dijo...

Hola Primo:

Es curioso pero ocurre, siempre que un actor interpretó al malo, pero muy malo, muchos son los que le odiaban hasta que lo veían interpretar otro papel o concedía alguna entrevista donde se veía su lado más humano, y en ocasiones cómico.

No me aprendí los que puso un tal Moisés en un par de piedras, como para aprenderme los de Alonsete. Es muy simple, ni es tan bueno como desde las calvicies lo pintan, ni tan malo como algunos lo quieren ver, al igual que otros que le acompañan cada domindo de carreras en la parrilla.

Simplemente añadir, que deberíamos estar orgullosos de contar con grandes pilotos que nos hagan disfrutar del campeonato. Y si son españoles .......... chapeau.

SALUDOS

Anónimo dijo...

Buenos días primo

Tiene gracia: yo no soy alonsista ni tampoco antialonsista. Aunque según lo alabe o lo critique así me quieran encasillar. El español es un genio de los que hay pocos y los antialonsistas no lo quieren ver. Pero es que de esos "pocos" tenemos a un par más en la parrilla (y eso los nazionalalonsistas tampoco lo quieren ver).

Admiro a los genios de la parrilla, a esos que son capaces de hacer un poquito más de lo que el coche les da. Por supuesto, unos me gustan más que otros, como a todos, pero no desprecio a los demás por eso.

Me gustan dos pilotos y una escudería en la que no está ninguno de los dos (¡Una escudería que es tan mala tan mala, que cuando el español gana no ha hecho absolutamente nada en el triunfo y cuando pierde tiene toda la culpa!). Pero admiro a algunos ingenieros de las escuderías donde sí están mis pilotos (¡No lo hacen todo solos!) Creo que soy un bicho raro y poco más.

Nuska

Primo de Anónimo dijo...

Nada que añadir Txomin.

Hola Rafael,
Totalmente de acuerdo. Ni son tan buenos ni tan malos, pero imponer con coacción la creencia propia no me parece lo más adecuado para este siglo ¿O igual es que estoy un viejales y no voy con los nuevos tiempos?

Hola Ana,
¿Ves? Si a ti que era la vettelista mayor del reino, y por un rojo más o un rosa menos, te acusan de una cosa u otra ¿Qué les puede pasar a los warwickanos que ya no vemos ni al piloto?
Y no te consideres rara avis, ni en esto ni en nada. Lo que dice la sociedad que es la norma solo es seguido por un 33% de la población, eso quiere decir que un 77% de gente es anormal. Ante esos números, y mi amor por la verdad numérica ¿No será anormal la norma y no las personas?

Saludos a todos

Anónimo dijo...

Hola Primo ... me quito el sombrero ante el articulo.. Ojalá te lea quien debe y mute (aunque sería impredecible).
Saludos desde la Albufera.
Sentse
P.D. Psst .. que val canviar al WOLF-CUB?....... Que això ho pague jo.

Primo de Anónimo dijo...

Hola Sentse,
Tú, y un gran número de aficionados hubiésemos estado más contentos con otro tipo de locutor, pero tendremos que informarnos entre todos para compensar su desinformación.
salutacions i bon dia

Anónimo dijo...

Hace años se vivia en una Alemania comun, eramos pocos y bien avenidos pero de la nada salio un pequeñajo que atrajo a gran cantidad de fans -incluido yo- si bien es cierto ya pertenecia a otro partido.Hete aqui que entre el "ego" descomunal del pequeñin cuando empezo a ser alguien ,de su gran bocaza y de su jefe de propaganda Goebbels empece a discrepar de tal teologia.Fui perseguido por el nazionalsocialismo por una sencilla razon sino eres ario eres un "perro" judio y sin saberlo un año despues descubri mi origen hebreo, desde ahi hasta hoy he cambiado de religion y solo espero la caida del regimen para volver a ser quien fui, mientras, ellos se esconderan en la patagonia, pero como paso tras la gran guerra tendre que tomarme mi revancha.
Por cierto como soy fugitivo y no pueden gasearme son ellos quien hacen descalificaciones genéricas.

Como todo despues de la Guerra se vera realmente la realidad y que Hitler durante un tiempo mando pero no era tan bueno como otros gobernantes del pasado, mientras que su amigo Goebbels quedara retratado como un manipulador de conciencias,el tiempo pone a cada uno en su lugar.

Soy aleman "sucio",ingles "tramposo y consentido",aleman "mafioso",finlandes "borracho y destrozon" y por ultimo ingles de "doble difusor"

Primo de Anónimo dijo...

Hola Anónimo,

Me entristece que no hayas podido dejar ni tan siquiera un alias, ni un acrónimo o cualquier otra cosa que pudiera diferenciarte del resto de la familia, y así poder seguir tus enseñanzas si comentas varias veces o en varias entradas. Pero confió que la próxima vez tus circunstancias vitales y/o virtuales te lo permitan.

Leyendo los calificativos que usas para ti mismo creo que la inmensa mayoría de aficionados de la F1 pueden entrar dentro de ellos. Incluso muchos alonsistas y anti-alonistas. La preferencia por un piloto, escudería o ingeniero, no debería cegarnos y dejar de reconocer los meritos transitorios o permanentes del que corre (o diseña) al lado de nuestro favorito.

Y si no somos capaces de admitir esos meritos, al menos deberíamos ser respetuosos y no agredir constantemente al que no es alemán (¡Bueno ario! Porque incluso Hitler no era alemán).

Saludos

Publicar un comentario