Primo de Anónimo

lunes, 22 de agosto de 2011

Schumacher, der Getreue

Estimados todas/os/es
Los métodos de producción material han tenido históricamente grandes influencias sobre la escala de valores de cada individuo, y por lo tanto consecuencias sociales. Inexistentes son, prácticamente, los estudios sobre el impacto de la Química Orgánica en nuestros valores como sociedad, pero esta relación existe. 

A modo de ejemplo citaré la síntesis de la 19-noretisterona, preparada por el doctorando mejicano Luis E. Miramontes, bajo la dirección del catedrático Dr. Carl Djerassi que actualmente ha dejado esa faceta por la de dramaturgo. Off the record, uno de los candidatos a primer ministro de España también ha dejado la Química Orgánica, por otras atribuciones menos importantes para la sociedad ¿Será contagioso? En 1951, los anteriormente citados, prepararon el primer anticonceptivo oral femenino en Syntex. La introducción de este compuesto orgánico en la sociedad tuvo consecuencias dramáticas sobre las relaciones humanas. Muchas de ellas fueron extremadamente beneficiosas, de las que no hablaré en esta entrada. Pero algunas otras, son, a mi juicio, algo peores.

La liberación de la mujer de su papel exclusivamente biológico, por parte de la Química Orgánica, ha hecho, en primer lugar, que sus techos sociales hayan desaparecido pudiendo ser desde Catedráticas de Universidad, a pilotos de coches, incluso a diseñarlos, no teniendo más techo que aquel que ellas se autoimponen o que se dejan autoimponer. Otra consecuencia, menos liberadora, es que las empresas se han dado cuenta de que la unidad de consumo familiar clásica es un estorbo para aumentar sus ventas, siendo más interesante para sus aspiraciones de aumento de ingresos la existencia de unidades únicas de adquisición. Por eso, a veces de forma consciente, a veces de forma no deseada, desde el mundo laboral y publicitario se fomenta la individualidad y la infidelidad. Esto ha hecho que cada nueva generación de occidentales sea un poco más hedonista, más infantil y menos dada a soportar cualquier tipo mínimo de contrariedad ¡Ojo! No se me interprete esto como que estoy en contra del divorcio, ni de las nuevas formas de familia, sino que esta constante pueril infidelidad está teniendo unas graves consecuencias para las aspiraciones y logros máximos de todos nosotros, ya que nos roba tiempo, energía y facultades, como poco, que podríamos utilizar en otros ámbitos de nuestra vida, más beneficiosos para el conjunto de la sociedad, y para nosotros mismos.

La Formula Uno es, en ese aspecto, muy infiel ya que es contemporánea de esta liberación. La fidelidad, o conexión leal y duradera con otra persona, es prácticamente inexistente. Como ejemplo podemos ojear la historia del campeón español, que es la prototipo de cualquier piloto de F1. Después de unos inicios aterradores en Minardi pasó al equipo Toleman (en aquel momento llamado Renault) y a su alrededor se creó un equipo de ingenieros capaces de hacer un equipo ganador, sin tener los presupuestos inmensos que gastaban (y siguen gastando) las vacas sagradas e intocables de McLaren y Ferrari. Este conjunto presagiaba el reinado del español en la F1. Sin embargo, las dudas del Sr. Ghosn, y los intereses económicos de Mr. Ecclestone, favorecieron el transito del piloto español a la todopoderosa McLaren. En su tránsito al equipo inglés dejó atrás a todos sus fieles ingenieros en la tetera amarilla, y mi sentimiento es que esa fue su peor decisión. Allí, entre los dioses de McLaren, no tuvo a nadie que le fuese fiel y le protegiese. Por lo que él, directamente, tuvo que luchar por su propia posición en el equipo ¡Qué diferente hubiese sido 2007, si Alonso hubiese impuesto en su contrato la transferencia de ingenieros desde Renault a McLaren! Ahora ya tendría más de dos ases en su casco. Pero se equivocó totalmente, al ser infiel a sus gentes. Después de ese error de bulto, volvió a Renault, pero el estado de descomposición ya había avanzado en demasía, por lo que volvió a dar el salto a otro pedestal. En este último caso, a su actual casa roja. Y volvió a cometer el mismo error de ir con una mano delante y otra detrás. Sin embargo, aquí tuvo la suerte de que su compañero no le apretase, dándole tiempo y cancha para interaccionar amablemente con sus ingenieros. Recientemente ha ampliado su contrato hasta el año 2017 sin volver a imponer condiciones de personal cualificado que podrían ser beneficiosas para él, o al menos no han trascendido. Esto ha hecho que algún que otro piloto se desmarcase de esta postura y mostrase su querencia por buscar un buen coche, antes que una buena escudería. Y en esta estructura mental deberán de incluirse los rumores constantes que rodearán a Hamilton tanto con Ferrari como con RedBull.

Una de las rarísimas excepciones, a este comportamiento infiel, es la de Michael Schumacher. Sobre la relación privilegiada entre Williams y Head ya escribiremos en otro momento.

Cuando en septiembre de 1991 un desconocido piloto de Kerpen, al que le gustaba robar las novias a sus amigos pilotos, apareció en el equipo Toleman (¡Bueno! En aquel momento le llamaban Benetton-Ford y hoy su nombre es Lotus Renault GP, pero para mí siguen siendo la escudería de los hermanos Ted y Bob), nadie era capaz de pensar que ese chico acabaría siendo el piloto más laureado de la historia de la F1 e idolo planetario.

Él era la guinda a un equipo campeón, como se demostró en los años 1994 y 1995. Cuando Ferrari comenzó el espolio de la pequeña Toleman, aunque no sabemos muy bien la intrahistoria sí podemos afirmar que los unos fueron llamando a los otros, y no hablamos solo de Schumacher, Byrne o Brawn, sino también de todo un conjunto de ingenieros que suelen mantenerse en el anonimato, construyendo un equipo mítico. Todos esos logros fueron obtenidos gracias, en primer lugar, a ellos mismos y, en segundo, a que los intereses económicos del sr. Ecclestone coincidieron con los deportivos del equipo rojo.

Una vez que Byrne anunció su retirada activa de la F1, el conjunto de gentes fieles, los unos a los otros, se fueron apagando poco a poco en el calor rojo italiano. A pesar de todas las dificultades, la vuelta de Brawn en Honda hizo que sobre él se volviese a reconstruir el equipo humano de mediados de los noventa en Toleman, salvo las excepciones que los contratos impusieron. Por eso cuando en el año 2009 se rumorea sobre la vuelta de Schumacher a la F1 de rojo, esté no lo hizo con Ferrari sino con su equipo humano, al que él es fiel. En este equipo las relaciones parecen fluidas, cordiales y sinceras lo que hace que se puedan centrar en lo que realmente es importante: Ganar. Aunque eso parece lejano en la actual escuderia y teniendo un compañero tan competitivo.

Este hecho fundamental transformó a un piloto bueno, en muchos índices está bien posicionado pero en ninguno es el mejor (salvo en el de la longevidad), en el piloto con más campeonatos del mundo. En esto es en lo que se debieran de fijar todos. En la fidelidad a sus ingenieros es en lo que Schumacher es el mejor, sin ningún tipo de dudas. Y solo Vettel parece querer unir contractualmente su futuro a un conjunto de ingenieros buenos.

¿Se imaginan a que equipo volvería el gran Byrne si hubiese lugar? 

La fidelidad, bien entendida, siempre es un plus, aunque sea en otras áreas.

19 comentarios:

Martín Herzog dijo...

Grande Primo. Me gustó mucho la entrada, y no porque Alonso quede malparado y Schumacher bien... o relativamente. Estamos de acuerdo que no existen los superpilotos capaces de sacar del coche lo que éste no tiene, y por ello el piloto se debe rodear de la gente mejor cualificada posible. Mirar hacia otro lado es no saber exactamente en qué consiste esto de la F1.

Alonso es otro de tantos mercenarios, con un sueño, que era conducir para McLaren. Los sueños se convierten en pesadillas y uno se debe tragar sus palabras. Alonso ha cometido la necedad de no fijarse en qué personas le respaldan, y se ha equivocado en sus decisiones una y otra vez. Pilotar lo hace como nadie, pero el resto, lo hace de pena. Schumacher es tan buen piloto como Alonso, pero como bien dices, ha permacido fiel a su gente, de ahí sus cifras.

Enhorabuena por la entrada.

saludos

Fourier dijo...

Buenas tardes Primo.

Que razón tienes con este articulo y la generación actual de pilotos no parecen darle importancia a este hecho.

Un saludo.

Primo de Anónimo dijo...

Hola Martín,
¿Te das cuenta que escrito que Schumi es igual que cualquier otro piloto bueno? ¿Te das cuenta que me das la razón en que los meritos del alemán están muy sobrevalorados? ¿Te das cuenta que has escrito que todo lo que consiguió Schumacher, realmente es de Byrne y Brawn? Rectificar es de grandes sabios, y eso no se lo debes a nadie.

Hola Fourier,
Quizás sea un problema generacional o quizás sea un problema de egos superinflados. Pero nadie cae en la cuenta que pilotos buenos hay 3, 4 ó 5 actualmente, pero conjuntos de ingenieros excelentes solo hay uno, como mucho dos. Y yo si fuese piloto querría estar con esa gente ¡Aunque fuese en Virgin!

Saludos a ambos y disfrutad del verano

jaume101 dijo...

Hola Primo:
Te superas dia tras dia.esta entrada es genial y ademas tienes toda la razon del mundo.Michael en este sentido siempre a sido muy inteligente.Ya sabes que Michael es uno de mis idolos,pero reconozco que sin ese equipo no hubiera conseguido ni una cuarta parte de lo que consiguio.Por otro lado,considero que es de inteligentes rodearse de los mejores y no hacerlo demuestra otras cosas que no vienen al caso,a veces el dinero no lo es todo...

Anónimo dijo...

Buenas:

No son horas (debería estar trabajando) pero me dan ganas de aplaudir. No sólo estoy totalmente de acuerdo en lo de Schumi: el único que trajo a la mayor parte de su equipo de Benetton a Ferrari, sino que también creo que Vettel sigue sus pasos. No olvidemos que de los genios actuales de la parrilla (a día de hoy destacaría a Alonso y Hamilton, además de Vettel, los "pilotos buenos" como dice el artículo)el único que tiene en Schumacher a un ídolo es Vettel.

No es ningún secreto que el alemán condicionó su renovación con Red Bull a la renovación de Newey y de cierto equipo de ingenieros y mecánicos que no se especificaron o yo no supe encontrar. Menos ego, más cabeza y espero que un brillante futuro.

El propio Schumacher ha dicho: "Estoy convencido de que Sebastian ha seguido de niño y de joven cada paso de mi carrera y se ha aprovechado de ello" yo también estoy convencida y el primer resultado ya ha llegado: dos mundiales y el bicampeón más joven de la Hitoria (¿O debemos seguir fingiendo que no se va a llevar el título de 2011?).

Se dice del rubiales que aprende muy rápido de sus errores, que rara vez comete el mismo dos veces y que está obsesionado con el trabajo, con la perfección. Ahora mismo sólo puedo recordar al heptacampeón con esas mismas cualidades y a Alonso pero a éste la asignatura de la fidelidad se le escapa.

Nuska

P.D: Pese a lo dicho, no sé hasta qué punto se le podría tentar con una oferta de Ferrari, bien sabido es que el genio aerodinámico es reacio a vivir en Maranello y otros condicionantes que dificultan su adquisición por parte de la scuderia ¿Se precipitará Vettel en vestirse de rojo?

Primo de Anónimo dijo...

Hola Jaume,
Estoy totalmente de acuerdo contigo. El dinero en ciertas circunstancias no lo es todo. Y ante la duda que se lo pregunten a Alonso y a Hamilton.

Hola Nuska,
Sobre quien llevo a quien a Ferrari tengo ciertas dudas, pero sí veo mucha fidelidad en un gran equipo ¡Que ya ha pasado por tres escuderías en 20 años! Sobre Vettel, creo que ha sido muy inteligente al seguir los pasos de su equipo. Y yo de Vettel si Newey y su equipo de diseño se va a Virgin yo me iría allí, incluso sin cobrar. En poco tiempo (3-5 años) esa sería la escudería campeona. Sobre el posible tintado de rojo, por ahora lo veo difícil porque según leí la familia de Newey no quiere ir a vivir a Italia, y Ferrari no quiere repetir el error de Barnard. Pero todo puede cambiar. Y hay que estudiar que en unos días mis colegas te lo van a poner difícil ¿Pasarás a hacer tesis?

Saludos a ambos

Martín Herzog dijo...

Hey Primo, no te crezcas. Te doy la razón en lo que hablas en tu texto, pero no estoy rectificando nada, ni me creo en el deber de rectificar, pues tengo muy claro que un campeón del mundo estará sí o sí subido en el mejor coche. Pero también hay pilotos trabajadores que con la constacia y la brillantez son capaces de superar casi siempre a su compañero de equipo, simplemente porque son mejores. ¿Crees que Massa subido en un Red Bull sería muy diferente de lo que es Webber? No lo creo. Como tampoco creo que Schumacher sea igual que otro piloto bueno... ¿te refieres a un Nico Rosberg o a un Kimi Raikkonen? No, Schumacher es infinitamente mejor, porque tiene muy bien amueblada la cabeza y porque tiene manos de campeón. Siete campeonatos no es algo que un simple piloto bueno es capaz de conseguir.

saludos

Primo de Anónimo dijo...

¡Ay, Martín!
No me recule a la ortodoxia shumachista y reconozca que el más grande fue y será Fangio.

José Luis dijo...

Una hermosa forma de hablar de valores; creo que entre los valores de fernando está la fidelidad, y ahí están sus amigos de "toda la vida" para dar fe de ello.
Los cambios más o menos erráticos de equipo técnico, no creo que sean responsabilidad de él, entonces un crío que sólo quería correr y ganar, sino de un complejo mundo de adultos con otros intereses diferentes.
Su deseo de permanecer en Ferrari hasta el final de su carrera son otra muestra de una forma de ser en el mundo actual.
Al calificar tu entrada de genial podría pecar de poco original (es unánime esa sensación), pero como soy un pecador: ¡genial, maestro!.

Anónimo dijo...

El único problema que veo en que Vettel siga a Newey y a su equipo a la escudería adonde vayan es que está deseando subirse a uno rojo. Supongo que es un mito de crío (como Schumacher ganó allí 5 mundiales y entonces él era un crío...). Pero sí me gustaría que mi querida scuderia se dejase de Barnards, que un hecho no marca toda una Historia y se llevaran a Newey, a su equipo y a Vettel, que aunque el genio diseñe desde Gran Bretaña, sus ideas no van a dejar de ser válidas (no creo que las de Barnard dejaran de serlo por no ir a Maranello, aunque sí es posible que eso provocara una menor conexión dentro del equipo).

De tesis de momento, nada. Lo que haré el año que viene será la tesina o como se llama ahora: proyecto de fin de máster, es una especie de preludio. A su hermana mayor la dejaré para un poco más adelante.

Nuska

Primo de Anónimo dijo...

Hola José Luis,
La verdad es que me considero uno de las pocas personas en occidente con valores. No digo ni buenos ni malos sino con valores. Valores aprehendidos, valores negociados, valores transigidos, siempre valores como ideas reguladoras limite kantinas y nunca como canto con el que agredir al otro. Pero te digo que el entorno constantemente me susurra que tengo valores porque no tengo ni dinero ni poder ¡Igual tiene razón! Pero como el dinero y el poder no me seducen seguiré con mis dos valores y medio. Sobre lo de maestro, decirte que las mejillas se me han puesto ferraristas. Maestros solo ha habido uno y ya nos dijo que no sabía nada. Yo soy muy petulante como para darme cuenta de mi ignorancia supina.

Hola Nuska,
¿Crees que realmente Vettel solo tiene en mente subirse en un Ferrari? ¿Crees que Alonso se fue a McLaren solo por seguir los pasos de Senna y que las insinuaciones de Goshn diciendo que en breve iba a cerrar la escudería no pesaron más? ¿Crees que en aquellas circunstancias si Todt no hubiese vetado a Alonso no hubiese ido antes a Ferrari que a McLaren? No tengo tan claro que lo que dice la gente para justificar sus acciones sea realmente toda la verdad ¡Hay demasiada mitología! Y la escudería mitológica es Ferrari, por eso todos la tienen een la boca ¿Pero … y en la cabeza? Considero a Vettel más inteligente, y sabrá ir donde vaya Newey’ team.
Elige buen tema para la Tesina y un buen director de la misma, que te pueda ayudar en el futuro con la tesis, porque los ratios que tenéis en los edificios azul y gris son pésimos. Y cualquier persona que consiga mejorarlos puede tener un futuro muy halagüeño allí.

Saludos a ambos

Vivamansell dijo...

Bingo!!! pocas veces he visto una descripción tan perfecta de las fortalezas de Vettel. Hay muchos pilotos listos pero pocos tan inteligentes como el niño, consciente de sus virtudes y sus defectos y, quizá, el único piloto en activo con posibilidades de emular a Michael. Mientras otros alimentan su ego (y su cuenta corriente) el solo piensa en títulos. No será facil conseguir 5 mas pero, sin duda, es el camino.

Saludos.

Primo de Anónimo dijo...

Hola VivaMansell y bienvenido,
Un gran piloto no es solo aquel que consigue la velocidad máxima, sino también el que sabe mejorar el coche con los ingenieros y sabe cuáles son los mejores equipos de trabajo. Y sobre todo, consigue que sus contratos le lleven a conseguir más títulos del mundo y no más dinero. La antítesis de esto fue Villenueve, grandes manos poca cabeza.
Un cordial saludo

Txomin dijo...

Entretenido desvario.

Primo de Anónimo dijo...

Hola Txomin,
No es desvarío, es el producto de varios días de fiestas y calor en mi pueblo (finales de junio). Pero al menos creo que ha quedado claro que más vale un buen ingeniero en mano que cien escuderías famosas volando ¿O no?
Un cordial saludo

Txomin dijo...

No te comas el coco con mi comentario. Simplemente me ha gustado la entrada... al margen de que no estoy de acuerdo en absoluto.

Desking tool dijo...

Besides the cars raced by the works team, a variety of McLaren racing cars have also been used by customer teams. In their formative years, McLaren built Formula Two, hillclimbing, Formula 5000 and sports racing cars that were sold to customers.

Primo de Anónimo dijo...

Hola Txomin,
Pues tenias que haber mostrado tu discrepancia, has ahora quería mezclarme y aprender. Quizás a partir de ahora la cosa cambie.
Un cordial saludo

Primo de Anónimo dijo...

Dear Desking tool,
I’m sorry but I could follow the relationship between your comment and my text. Anyhow, funny spam.
Thank you for commenting

Publicar un comentario