Primo de Anónimo

lunes, 27 de agosto de 2012

Algún porcentaje para el campeón

Estimados todas/os/es 

Cada cierto tiempo aparece la pregunta pilotera por excelencia ¿Quién es el mejor piloto de Fórmula Uno de todos los tiempos? Huelga decirles que esa pregunta corre como la pólvora en España, cuando Alonso se muestra en las primeras posiciones de la tabla. Los comentarios en las redes sociales son desde sarcásticos cáusticos hasta bobalicones edulcorados, sobre todo con la posible posición del piloto español.

Independientemente de la opción pilotera que uno defienda, existen varios grupos de comentarios o comentaristas que no son autoexcluyentes y que se podrían agrupan en: 

(a) Los rubaljoy: su frase tótem es que cada época tiene sus campeones y no se pueden comparar unos con otros. Es un principio político muy importante, no digas nada, no hagas nada, no cabrees a nadie y conseguirás ser primer ministro (como nuestros insignes políticos que dan nombre a este grupo y nos han llevado a la quiebra del país, no solo económica sino moral). La verdad es que no dices nada, o bien por anodino o por falta de criterio, y quieres quedar bien con todos. Personalmente son el grupo del que más huyo, ya que no aportan nada al debate inconcluso que es este. 

(b) Los quinceañeros: Su mejor piloto es/fue el que conocieron en la cumbre cuando ellos estaban en ese periodo de la vida. Hasta cierto punto es normal, ya que es en esa verdadera juventud cuando el ser humano está fuertemente influenciado por las descargas hormonales, que nunca se volverán a repetir, y eso hace que todo lo vivido en aquellos dorados momentos sea lo mejor, incluido el piloto de turno. Es difícil hacerles comprender que su realidad y la de otras personas era/puede ser diferente, pero a veces se les convence (o te convencen ellos a ti). 

(c) Los listos: Los llamo así no por su coeficiente intelectual superior a la media, si no por su obcecación por defender el orden de una lista. De tal manera que el mejor es indudablemente el primero de esa lista, sin matices, ni zarandajas. El problema es que si el orden es alfabético a Ascari le toca ser el mejor, y lo defienden sin saber la razón tras de esta defensa. 

(d) Los contemporáneos: Creo que no necesitan más explicación, su mejor piloto es el que está ganando ahora porque la F1 actual es la más … difícil, complicada, igualada, amañada, etc. 

(e) Los manriquianos: Son aquellos que siempre adoran al piloto que ya no está con nosotros, y que acaba de ser bajado del coche por viejo. Su opción es cambiante pero siempre en el pasado. 

Pero el problema de todos ellos, como el de la inmensa mayoría de aficionados a la F1 es que utilizan criterios subjetivos para dar ese título. Y si hablamos de criterios subjetivos, yo adoro al caballero Derek Warwick, pero ni es científica mi afirmación ni se basa en nada medible. Y ahí está el quid de la cuestión ¿Qué números usamos para medir la categoría de un piloto? Desde luego que los logros absolutos no nos dicen mucho. Por ejemplo 50 ¿Es mucho o poco? Pues depende de cuál sea la unidad del número y del contexto. Pero si decimos 50%, ya sabemos que está a mitad de camino de la excelencia. Esos serán los números que presentaré, el porcentaje de pódiums y victorias de un piloto a lo largo de su trayectoria en la F1 (Gráfica primera). Y me circunscribiré a aquellos que han sido tricampeones (o más) y a la tripleta que descuella actualmente. Hay que señalar que mientras para todos los pilotos estos números son inamovibles, incluyendo a Schumacher porque nueve carreas más no van a cambiar substancialmente esos porcentajes, en el caso de Alonso, Hamilton y Vettel esos números pueden ser mejorados o empeorados en función de sus aciertos a la hora de fichar por un equipo que les proporcione un coche ganador. 

Sí me permiten, comencemos por el medio de la gráfica, con Prost y Senna (¡Ese no, su tío!). Los duelos y los ecos de las peleas sobre cuál de los dos pilotos era mejor nos ha llegado a nuestros días. Y aunque muchos nuevos aficionados nunca los vieron correr tienen una idea bastante formada de cuál era el mejor. Por supuesto, el bombardeo del héroe muerto y sus constantes y parciales nuevos documentales han hecho el trabajo. Pero si nos fijamos en el porcentaje de pódiums conseguidos (100 x nº de pódiums/nº de GP) vemos que Prost obtiene un 53% y Senna un 49%, esa diferencia es tan irrisoria que deberíamos decir que con estos números son iguales de buenos. Si comparamos los de victorias, otra vez, es Prost es el que gana (25.6%) frente a Senna (25.5%). Pero ves que esa diferencia es nula. Luego a la hora de conseguir resultados en una carrera, ambos pilotos eran muy buenos. En esos números están Stewart (43.4 y 27.2%), y Schumacher (50 y 30%). Por lo que diferenciar a alguno de estos cuatro grandes campeones es deslizarnos peligrosamente por la pendiente del subjetivismo. Los cuatro deberían estar a la misma altura en el corazón de los aficionados, si no fuese porque los notarios falsarios de la realidad (periodistas) juegan a engrandecer a unos frente a otros (¡Y no estoy escribiendo sobre el alopécico naranja!). 

© PdA
Siguiendo con viejas glorias, podemos ver que Brabham (25.2 y 11.4%), Lauda (31.6 y 14.6%) y Piquet (29.4 y 11.2%) están a un nivel algo inferior, por lo que sí podemos decir que estos fueron un poquito menos buenos pilotos que los cuatro anteriores. 

De estos viejos pilotos, quien emerge en forma de Everest es Don Juan Manuel Fangio, que consiguió el 68.6% de pódiums, en casi ninguna carrera se bajó de esta cajita, y el 47.1% de las victorias. Para aquellos que no se quieran dar cuenta de lo que significa ese número les diré que ganó (sí, ganó) el mismo número de carreras que termino en cualquier otra posición después de ocho temporadas, y habiendo trabajado para cinco diferentes escuderías. Sí señores/as, si alguien se merece el título de mejor piloto de la F1 de toda la historia es el argentino, y déjense de marear la perdiz con alemanes, ingleses o cualquier otra nacionalidad. El mejor fue Fangio. Otra cosa es que a usted personalmente le guste otro. Yo ya mostré mis preferencias. 

¿Y cómo quedan los pilotos actuales? Pues si nos fijamos en el porcentaje de pódiums (42-46%) están en el escalón segundo donde se sitúan Stewart, Prost, Senna y Schumacher. Sin embargo, si nos fijamos en las victorias solo Vettel está en el anterior escalón (23.9%). Mientras que Hamilton (18.8%) y Alonso (16%) se encontrarían en una posición intermedia entre el escalón de Stewart y el de Brabham, o lo que es lo mismo bastante lejos de ser los mejores. 

No solo hay que mirar las tres primeras posiciones para decidir cuál es el mejor piloto. También deberíamos saber algo de su velocidad, o lo que es lo mismo el poncentaje de poles logradas, así como su regularidad o porcentaje de campeonatos logrados (Grafica segunda). Antes de analizar las poles he de recordar a los más jóvenes que hubo un tiempo (el de Senna) en el que había un coche especial para los sábados y otro para los domingos, con ruedas, motores y chasis diferentes, y que por lo tanto un coche el sábado podía ser excepcional y el domingo ser una patata, teniendo un final muy diferente cada coche, salvo en el caso del amigo Andrea de Cesaris, cuyos coches siempre terminaban contra el guarda raíl y con el motor reventado. 

En el caso de las poles, existe un primer escalón ocupado por Brabham (10.6%), Stewart (17.2%), Lauda (14%) y Piquet (11.7%). En el segundo estarían Prost (25.6%) y Schumacher (22.8%). En un tercero deberíamos poner a Magic Senna con un 40.4% y el campeón vuelve a ser Don Manuel Fangio con un 56.9% (¡Más de la mitad de las veces que salió a pista fue el más rápido de todos!). 

© PdA
 Los chicos nuevos están distribuidos en todos los escalones, con Alonso en el primero con solo un 11.7% de poles, Hamilton por encima (21.8%) y solo Vettel (35.8%) deberíamos ponerlo a la altura de Senna, pero lejos todavía de Don Manuel. 

Y por último me gustaría comparar el porcentaje de títulos obtenidos. En un primer escalón deberían estar Brabham (18.8%), Lauda (23.1%), Piquet (21.4%) y Senna (27.2). En el segundo deberían estar Stewart (33.3%), Prost (30.7%) y Schumacher (36.4%). Y como hasta ahora, la corona de hierro es para Fangio con un 62.5% (¡Más de la mitad de temporadas en las que corrió fue el campeón!). 

Tanto Alonso (18.2%) como Hamilton (16.6%) están en el primer escalón y además en la cola, aunque he de decir que si el titulo de este año cae del lado del español, Fernando se pondría cerca de entrar en el segundo escalón (el de Prost) con un 27.3%. Pero repito, debe ganar el título de este año. Y si Domenicali dice que queda mucho trabajo, yo diría que la cosa está muy difícil. Solo Vettel tiene unos números muy interesantes con un 33.3% de campeonatos ganados, a la altura de Prost, y si ganase este año se elevaría a un 50%, con lo que estamos hablando de los grandiosos números del mejor piloto de la Historia de la F1, que es Don Juan Manuel Fangio. 

Probablemente ustedes estarán en desacuerdo con mi clasificación y escalones pero, por favor, para rebatirme pongan porcentajes de lo que quieran, pero números. Si solo ponen subjetividades o listas alfabéticas su opinión será desdeñada. 

20 comentarios:

Txomin Peekaboo dijo...

Los analisis son interesantes pero hay que incluir, por ejemplo, si estos pilotos tenian un coche capaz de hacer podio y ganar carreras o campeonatos. Coches incapaces de lograr meritos no desmerecen al piloto aunque afean sus porcentages tal y como estan calculados.

Mas aun, aquellos que han tenido en ocasion cochazos y los han desaprovechado, deberian ser penalizados pues estas actuaciones definitivamente les desmerecen como pilotos.

Del mismo modo, ganar con coches inferiores es una de las caracteristicas definitivas de un piloto superior (e.g. Prost, 1986).

Por ultimo, algunos de estos pilotos han sido objetivo de ocasionales favoritismos dentro de un equipo, lo cual ha enriquecido/empobrecido su palmares artificialmente.

Es posible que haya quien piense que caracterizar la calidad de coches sea una mision imposible. En mi opinion, es mas facil medir coches que medir pilotos.

Roberto dijo...

Con todos mis absolutos respetos y admiración por un análisis matemático tan trabajado. En mi opinión, pensar que solo los números valen es no entender la Fórmula 1, o al menos la Fórmula 1 moderna

Primo de Anónimo dijo...

Hola Txomin,
Empecemos por decir que un gran campeón es el piloto que sabe gestionar muy bien su carrera, sabiendo saltar (o permanecer) en el equipo que le va a dar un coche ganador, incluyendo la maquinación para que le den a él las mejores piezas, momentos de entrenamiento o sombra dentro de box (si fuese el caso). Si no es así, tan solo se puede decir que es un buen piloto ¿Cuánta gente hay superdotada en algo y por su mala cabeza no consiguen ser buenos?
Una vez hecha esa afirmación los refinamientos que propones son adecuados, pero eso nos serviría para la pelea de Prost-Senna y poco más. En el momento que metemos a Fangio en el conjunto sus logros son tan descomunales que hace inútil el trabajo de refinamiento. Aunque estoy contigo que no todos los campeonatos/victorias/pódiums saben igual pero sí cuentan igual.
Y estoy contigo que caracterizar la calidad de los modelos también se puede hacer, pero yo quería pegarme con los mitos piloteros y no con los coches.

Hola Roberto,
Pues ese es el drama, que la subjetividad en los análisis ha eliminado cualquier número, haciendo que todo lo que se dice o escribe sea tan verdad como que “la manzana cae del suelo al árbol” (Sí lo has leído bien, y sin números es tan verdad como la tontá de Newton). Soy muy consciente que en este bendito país la Ciencia y por extensión los números son odiados y denigrados, y como resultado de ese anumerismo, tan español, vemos mal que un parado cobre 500 €, pero le damos 50.000.000.000€ a los bancos y permitimos que un privilegiado diga que con 5.000€ al mes las pasa canutas siendo diputado (¡Como no tenemos ni pajolera idea de números, ni lo que significan!). El día que en este país se fomenten los números seremos capaces de entender, no solo la F1 (actual y antigua) sino porque hay países que progresan y tienen empresas con trabajadores y nosotros siempre estamos a la cola con empresas subvencionadas que emplean a becarios.
Pero no te preocupes, mi posición es minoritaria y los que piensan como yo acaban saliendo de este país para dejar a los subjetivistas todo el campo. Y que puedan discutir eternamente sin llegar a ningún sitio.

Saludos a ambos

Txomin dijo...

Tu y tus pilotos politicos.

Si, Fangio se sale. Pero tambien es cierto que la comparacion de pilotos que has hecho intenta ir mas alla de Prost-Senna y demas pilotos que se han batido el cobre entre ellos en la pista.

En cualquier caso, mi comentario no era una critica. Los numeros que ofreces son un interesante y trabajado punto de partida. Pero, por otro lado, no es posible juzgar adecuadamente a los "mitos piloteros" sin tener en cuenta sus monturas. Sin ir mas lejos, Vettel corrio un numero no despreciables carreras en su dia con material muy inferior al que siempre ha tenido disponible Hamilton. Eso desbarata comparaciones que ignoran tal hecho.

Primo de Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Primo de Anónimo dijo...

Hola Txomin
En este humilde blog todo el mundo tiene derecho a disentir y hacerlo patente. Todavía no me creo ni dios ni gobierno español.
El caso de Hamilton (como el de Guilles Vileneuve) es muy peculiar porque sólo corrieron para grandes secundarias. No obstante, ni Hamilton ha sido capaz de ser pluricampeon (Vettel sí). Ni el canadiense campeón. Aunque ambos hubieran podido a ser más.
Cordiales saludos

jaume101 dijo...

Hola Primo.
En primer lugar felicitarte por tu arduo trabajo estadistico.Señalar a un piloto u otro es harto dificil y supongo que aparte de las estadisticas,numeros victorias,etc influye mucho las emociones que cada uno nos han echo sentir,no puedo hacer mas,soy humano y asi nos van las cosas.
Ya sabes que para mi Schumacher es un caso especial,pero por ejemplo, Prost, Senna, Arnoux,Lauda,me hicieron amar este deporte.Por numeros Fangio arrasa,pero quizas me quede muy lejos,yo me sigo quedando con la dupla Michael&Senna

jaume101 dijo...

Por cierto,has leido mi primer articulo publicado.Si te apetece lo lees y me dices algo.Tu opinion tiene un gran valor para mi:http://www.f1plus.com/es/columnas/item/2128-despues-de-las-vacacionesspa-francorchamps

Anónimo dijo...

Hola Primo. Hace ya un tiempo que te leo y ciertamente disfruto tu blog. Tu "odio" a los pilotos y tu amor a los "ingenieros" es muy divertido y poco común, así como tu pasión por los números. Normalmente discrepo contigo, como es el caso. Hoy me he animado a compartir mi discrepancia contigo.

Verás, yo no es que ame los números, simplemente entiendo que bien aplicados no mienten y punto, que ya es mucho. 2 + 2 es 4 (usando números decimales) y ninguna palabra podrá decirlo mejor o desmentirlo. Pero de ahí a intentar decir qué piloto de F1 es mejor que otro usando escasas variables para fundamentar el estudio, me parece cuanto menos un pobre intento.

Te pregunto: ¿por qué has usado variables como % de poles, % de victorias, % de campeonatos, etc y no otras como?:

- ¿Cómo de buena era su máquina?
- ¿Cuanto tardó el piloto en tener una buena máquina?
- ¿Cómo de buenos/malos eran sus rivales?
- etc.

Como puedes ver estos apartados son difíciles de medir, sino imposibles. Luego hay otros factores como por ejemplo: ¿Las exigencias a las que se ven enfrentados los pilotos de la actual generación (playstation) cómo de buenas/malas son con respecto a otras generaciones? ¿Cómo mides eso? Dicho de otra forma: imagina que ponemos a Fangio en un Redbull actual y hacemos que se mida a Vettel. Y luego lo contrario. Lo que intento decir es que intentas "medir" pilotos de distintas épocas, con distintas características, con distintas máquinas, y eso es imposible.

A no ser que seas capaz de medir todas estas variables y añadirlas a tu estudio. ;)

Un saludo.
Efraín

Primo de Anónimo dijo...

Hola Jaume,
Hay que desligar claramente el concepto mejor, que es hasta cierto punto evaluable y medible, del de preferente. El piloto de tu preferencia no tiene porque ser el mejor si no el que subjetivamente te ha gustado más. Es verdad que a uno le congratula pensar que el mejor y el que te gusta es el mismo, pero eso es falso y solo producto de nuestra imaginación. Por eso aunque admites que ha habido mejores, a ti te gusta Schumy y Senna (¡Que nunca estuvo en Ferrari).

Hola Efraín,
Me alegra que te hayas decidido a disentir en público. Aquí siempre tendrás un espacio para enseñarme todo lo que tú sepas. Siempre estoy ávido de aprender más.
En primer lugar he de decirte que en cada entrada me fijo en un aspecto concreto de la F1. Y en esta solo quería mostrar que con unos pocos números, de fácil acceso, y una ecuación de primaria se pueden sacar conclusiones muy interesantes. En los blogs en castellano es casi imposible ver una gráfica o número sobre los resultados, y nos pasamos la vida gritándonos sobre cualidades en lugar de cantidades, postura filosófica importantísima socialmente.
A tus preguntas concretas. Bueno, pues alguna vez he intentado mirar cosas por el estilo, en este caso no porque el volumen de datos que tendría que manejar seria ingente (aunque lo he hecho para pocos pilotos y/o alguna temporada) y no tengo tiempo material para ponerlo todo en una hoja de cálculo. Recuerda que soy un aficionado raso y no un periodista pagado.
Lo que esta claro es que “el” Vettel de hoy y Don Manuel no se pueden enfrentar hoy, aparte de por lo obvio. Pero sí podemos aventurar que si Vettel y Fangio hubiesen pertenecido a la misma generación, el argentino le hubiese hecho un descosido tremendo en la autoestima al alemán. Y eso es lo que nos dicen los números. La probabilidad que Fangio ganase a cualquier piloto en igualdad de condiciones culturales es altísima. Cuando mides la “capacidad” intelectual de un niño pigmeo y de un sueco, y la del europeo es menor no quiere decir que el pigmeo termine sabiendo hacer integrales de volumen. Pero sí dice que si los dos obtienen la misma enseñanza el africano sabrá más que el europeo. Y eso es lo que se mide con los números, o al menos yo intento (Y se pude y se hace en el mundo de la economía y las ramas sociales, no digo nada de las Ciencias). Luego no desconfíes de los números porque no los entiendas o porque no dicen lo que tú quieres que digan (para eso ya tenemos a los políticos).
Por último te animo a que sigas opinando.

Cordiales saludos a ambos

Roberto dijo...

Primo de Anónimo

Perdona, me gustaría que no tratases de quedar como superior a mi llamándome anumérico. Yo lo he entendido así al menos. Y no es cierto, de hecho coincido en que es uno de los grandes problemas del país, que los españoles en general somos anuméricos. De hecho recomiendo a cualquiera que le interese leer "El hombre anumérico" de John Allen.
Pero por supuesto los números no son mi yihad. Existe algo más, hablando de Fórmula 1 al menos.
¿Recuerdas el final del mundial de 2008? ¿Como explica eso los números? ¿Qué diferencia marcan? Solo si hubiese comenzado a llover 30 segundos después los neumáticos lisos de Glock hubiesen aguantado para llegar a meta delante de Hamilton y por lo tanto Massa hubiese sido el campeón. ¿Qué dicen ahí los números? ¿Qué mérito de más hizo Hamilton que Massa para ser campeón? ¿Bailar la danza de la lluvia? Esa es la magia, el azar y la grandeza de la Fórmula 1. Si fuesen solo números muchos, entre ellos yo, dejaríamos de verla. Y sin embargo es mi vida.

Primo de Anónimo dijo...

Hola Roberto,
Si crees que trato de quedar como superior a ti por calificarte de anumérico (nunca lo dije directamente de ti personalmente) no era mi intención ¿Pero crees que eres superior porque desprecias lo que dicen los números? ¿Eres talibán de la subjetividad?
Y ya que ponemos un campeonato concreto 2008. Si en lugar de pensar en tan solo 30 segundos mirases algo más, recordarías que en Australia se retiró por colisión, en Malasia por trompo, en UK ni llegó, en Hungría por motor, y en Singapur por su manguera. En el 28% de las carreras no fue capaz de puntuar ¿Crees que es digno de ser campeón alguien así?
Ahora, si solo quieres pensar en Glock …
Saludos

PD. Creo que te has dado cuenta que los sustantivo y epítetos utilizados por mi han sido previamente empleados en tu entrada, confió que los entiendas recíprocamente.

Roberto dijo...

No desprecio los números y, por supuesto, no me creo superior a nadie en ningún momento.

En cuanto a lo de 2008, no creo que Massa fuese el justo campeón. Tampoco Hamilton. Al fin y al cabo Massa tuvo problemas ajenos a su culpa en algunas carrera como Hungría o Singapur. Hamilton toda las pérdidas de puntos que tuvo fueron culpa suya exclusivamente (como mucho acepto que no fue su culpa el pinchazo de Hungría). En Malasia le cayó una sanción en qualy por estorbar en su vuelta de retorno a boxes. En Bahrein se montó encima de Alonso. En Mónaco se estrelló aunque aún así pudo acabar ganando por un Safety Car oportuno. En Canadá hizo el mayor ridiculo que recuerdo a un piloto de F1. En Francia adelantó saltándose una chicane a Vettel y le sancionaron de nuevo. En Spa el show con Kimi saltándose la chicane. En Japón haciendo una absurda salida camicaze. Y en Brasil directamente se hizo popó en los pantalones. Es decir, que si bien Massa no fue el mejor, Hamilton tampoco lo fue. Kubica, Alonso y Vettel pilotaron a un nivel superior a ellos sin lugar a dudas. Sin embargo los números no dicen eso. A esto me refiero

Anónimo dijo...

Estimado Primo:
primero felicitarte por tu blog, es muy interesante. Te leo con frecuencia pero creo nunca me he animado a postear hasta ahora. Sobre este tema, estoy de acuerdo contigo, con tu análisis y como manejas las respuestas de los invitados. Parece mentira pero ante algo tan contundente como son los números, algunas personas deciden simplemente hacerles caso omiso y mantener su punto a ultranza. O quizá me equivoque y es que simplemente no se entiende bien la matemática.
Hacer que todos los datos (como son el clima, el trompo, el rendimiento, los inventos como el mass dumper y el double decker, la tuerca, el choque) se conviertan en información, demandaría no solo muchas horas, sino una capacidad de manejo de variables tan alucinante que solo queda imaginarla. Pero tenemos los resultados que a la larga marcan la tendencia, ya sea en F1, en futbol, en ventas, en producción, y en general en cualquier ámbito al que puedas dirigir tu atención.

Tus números me animan a buscar mas sobre el gran Fangio, que sin yo saberlo a ciencia cierta, tenia casi la certeza que sus números eran casi tan grandes como su leyenda.

Cordiales saludos
Mario

Anónimo dijo...

Hombre veo un gran fallo cuando no aparece en las listas Jim Clak que tiene mas del 50% de las carreras que acabo ...digamos que tiene mas abandonos que carreras no ganadas.
Nigel Mansell gano 31 carreras en dos Gps menos que Alonso , pero perdio seis por averia mientras lideraba y Alonso cero. Digamos que a unos casi iguales numeros Mansell tiene el triple de Abandonos

Anónimo dijo...

Un analisis exhaustivo como digo deberia analizar el numero de carreras acabadas y no las totales.Por ejemplo los coches actuales poco rompen en comparacion con otros tiempos, asi que las posibilidades de ganar aumentan a igualdad de Gps disputados.
Soy un forofo de las estadisticas y estas nunca mienten.

Primo de Anónimo dijo...

Hola Roberto,
Aunque dices que no desprecias a los números sigues sin quererlos de verdad, y por lo que dices creo que solo los usas cuando afirman tu idea preconcebida.
En el análisis del campeonato de 2008 partes de una premisa que es totalmente falsa. El piloto como actor central de la F1. Y esa premisa es completamente errónea. A las manos del piloto se le puede achacar tan solo el 10-20 % del merito de un campeonato, en palabras de Williams a Mansell “Mis coches ganan campeonatos y tu eres el responsable de arruinarme los domingos” o algo así. Ya he dicho que un buen piloto no es solo el que tiene manos (Villeneuve hijo) si no el que sabe conseguir lo máximo y llegar a lo máximo. Por lo que en dicha temporada Kubica, Alonso y Vettel fueron “malos” pilotos ya que no supieron elegir un coche con garantías. Mientras que Hamilton fue el mejor de ese momento al ganar al final del campeonato. Pero no confundamos mejor con el más me gusta, que son cosas diferentes.

Hola Mario,
Me alegra mucho que te guste este humilde blog y que te animes a comentar. Aquí estamos para aprender unos de otros, y todos tenemos algo que ofrecer y que aprender.
Estoy totalmente de acuerdo contigo en la dificultad de parametrizar todo en la F1, pero las matemáticas, incluso las más simples, sirven para detectar tendencias que sin esa herramienta no se podría. Hay un ejemplo que siempre me gusta contar a mis alumnos y es la conexión entre tabaco y cáncer. Las matemáticas la descubrieron en los años sesenta-setenta y de allí arrancan las campañas contra el tabaquismo. Sin embargo, las tabaqueras se negaron a aceptarlo alegando que solo eran números estadísticos y que no se había descubierto la conexión. Hoy día, los químicos ya han descubierto algunas de las moléculas que causan el cáncer, así como los mecanismos de acción, pero sin la primera llamada de atención de los números nunca nos hubiésemos puesto a trabajar en la dirección correcta.

Primo de Anónimo dijo...

Hola Anónimo primero (18:32)
Es una pena que tus vicisitudes vitales no te hayan permitido ofrecernos ningún tipo de alias o nombre para poder diferenciarte del resto de mis primos. Confío que la próxima vez nos ofrezcas aunque sea un acrónimo para diferenciarte.
Una vez dicho esto vayamos a tus comentarios. Si solo ves un gran fallo es que eres muy benévolo con esta entrada. He de decirte que los pilotos elegidos son todos tricampeones o más, y he añadido a Vettel y Alonso que pueden serlo este año, y a Hamilton porque también es un piloto del que todo el mundo habla (bien o mal). Por eso no parecen en la lista los que tu mencionas. Sin embargo, he de decirte que en otras revisiones histórico-numéricas que he hecho han aparecido, y a veces estaban bien colocados y otras no también, dependiendo de los parámetros analizados.

Hola Anónimo segundo (18:36)
Supongo que eres el autor del comentario anterior. Si no lo eres por favor lee el primer párrafo de la contestación anterior. Y si eres el mismo te darás cuenta porque una simple sigla o alias me ayuda mucho.
Tienes razón que un matiz sobre la durabilidad de los coches podría ser introducida con lo que los porcentajes para los pilotos más ancianos aun serian mejores. Pero creo que no es necesario hacer eso para hacer comprender que ha habido pilotos mejores que los actuales y que un análisis numérico simple como este ya nos pude decir quiénes son mejores que otros a grandes rasgos.
Aunque esta matización no la he hecho si he llamado la atención sobre el hecho de que hubo un tiempo donde había una dicotomía en los coches y eso debería de modificar algo los porcentajes pero no a grandes rasgos.
Un último comentario. Estoy totalmente de acuerdo que las estadísticas no mienten, como mucho, los humanos las mal interpretamos y tergiversamos.

Un cordial saludo a los cuatro (o tres)

Roberto dijo...

Llevas razón en todo lo último que pusiste salvo que, en mi opinión, un piloto no "elige" el coche con el que va a correr. El mercado dicta eso. Incluso puedo aceptar que un bicampeón como Alonso podía haber elegido, pero Vettel y Kubica, dos recién llegados, demasiado tenían con poder llevar esos coches

Primo de Anónimo dijo...

Hola Roberto,
Tienes razón que un piloto novato tiene que penar con Minardis durante algún tiempo. Lo de Jacques Villeneuve y Lewis Hamilton son dos casos aislados que no hacen tendencia. Pero la voluntad e inteligencia del piloto (manager también) deben de forzar la elección de buenos coches/ingenieros. Y si no lo hace así es que el piloto tiene una mala cabeza. Recuerda a Jacques en su huida de Williams y fichaje por BAR. Unas grandes manos dirigidas por una estúpida cabeza.
Saludos

Publicar un comentario