Primo de Anónimo

lunes, 11 de junio de 2012

Rescatada Canadá

Estimados todas/os/es 

En primer lugar he de pedirles disculpas por que la entrada de hoy. Es, aun más si cabe, una entrada de aliño y sin reflexión de lo vivido. La razón es obvia. La carrera terminó tarde, yo me acuesto temprano y me levanto temprano (¡Soy europeo y no español!). 

Además de todo eso, la clasificación del sábado me coincidió con la posibilidad de echarme unas risas con els tricicle y su nueva obra titulada Bits. Y ante echarme unas risas, cenar en agradable compañía y tomarme unas copas o aguantar al alopecido naranja gritando lo bien que lo hace uno de rojo, opté por la compañía de mi santa y de los catalanes. Y ya que estamos, he de decirles que la actuación de los mimos fue algo flojita y me dejaron en la mente la sensación que todos los nuevos gags los había visto antes ¡Tele-Silvio fíchame! Que ya soy como esos incultos que van de programa en programa hablando de todo y sin saber de nada, y además hago colaboraciones escritas ¡Vamos que tengo mejor curriculum que el ministro Wert

Pero vayamos a la carrera que es lo que nos interesa ¿No? La salida fue de esas que me hacen temblar de miedo. Sí, esas salidas en las que te das cuenta que todos los pilotos están pensando en conseguir medio puntito ¡Viva Heidfeld y su cosechadora! Todos salieron respetándose ¿Pero que te han hecho Hamilton? No te odie en 2007, cuando eras el demonio de la pérfida Albión, pero con esa actitud tan pusilánime igual debo comenzar a replantearme mis querencias. Después de un trozo aburrido y soporífero de carrera comenzaron las pasadas por boxes, y hete aquí que los calculistas de Ferrari se mostraron algo más inteligentes que el resto, sacando a su chico rojo el primero ¡Menos mal que todavía queda algo de sangre en el británico y adelantó al español! 

Y otra vez volvimos al soporífero mantente mientras cobro, tan típico de mediocres que todo el mundo alaba. Sobre la vuelta cincuenta, la ecuación de Schrödinger colapsó, y de ser reales dos estados simúlatenos y antitéticos pasamos a la hora de la definición. Hamilton entró a boxes el primero ya que su hambre de gomas es altamente conocida, esto abría la ventana de posibilidades a Ferrari y Red Bull de cambiar el guión escrito por el jubileador de la reina. El tener ruedas algo menos desgastadas les podía permitir aguantar más tiempo y poner al final las super-blandas para ganar ese extra que dan, e irse a la victoria. También podían aguantar unas vueltas y copiar la estrategia británica, pero esta opción estaba avocada a mantener la posición. Aunque quedaba una tercera opción, y era aguantar con esas gomas hasta el final y confiar en San safety-car o en el canibalismo gomero de Hamilton para luchar por la victoria. Bueno, pues los calculadores rojos llegaron a la conclusión de que era mejor confiar en lo desconocido que apostar por las super-blandas. A partir de este momento comenzó una nueva e interesante carrera entre un británico que no salía de su asombro, al ver lo torpes que eran sus contrincantes, y unos contrincantes que no entendían como Hamilton iba tan rápido, si ellos no eran capaces de hacer nada. La copiada roja de Red Bull fue finalmente obviada y pasaron por boxes. Tarde y mal, demostrando que este año no están nada finos ni en agujeros, ni en ruedas, ni en copiar a los que son listos. Pero la rectificación in extremis les valió unos puntitos, que quizás al final del campeonato tengan un cierto valor. 

Las arrogantes y súper-calculadoras rojas se la jugaron al desgaste total. Sus razones tenían. La primera es que hace unos días sufrieron ciertas críticas por ser conservadores a la hora de gestionar la entrada de Alonso en el pit-stop y por lo tanto ahora tenían que pasarse por el otro extremo para compensar, demostrando que no tienen criterio propio y que la presión les hace moverse en función de la ley del péndulo. La otra poderosa razón es que después de chorrocientas vueltas en distintos circuitos aun no saben que los Ferrari desgastan las ruedas como el resto de los mortales ¡Es lo que tienen los filósofos! Nunca sacan ninguna conclusión del método de ensayo, error y medida (¡Sí, los dichosos numeritos!). Y ahí perdieron cualquier opción de hacer algo decente, y ya veremos si no también la confianza para ganar el campeonato. 

Ahora, los mediocres comenzarán a decir que criticar la estrategia roja a posteriori es muy fácil ¡Lo es! Pero a la gente se le contrata para saber gestionar su parcela de poder, para saber ver cómo van a ser las cosas en el futuro y para anticiparse a él. Si no lo haces así eres un mediocre y no debes estar en posición de mando. Pero no se preocupen, los rojos son latinos y nunca piden responsabilidades, ni por una crisis que nunca ocurrió ni por un rescate europeo que no existe. 

Cuando añores el sistema social británico pregúntate si eres capaz de exigir a tus superiores que sean excelentes, y que luego ellos te lo pidan a ti. No ¿Verdad? Pues no llores la perdida de tus médicos, maestros y carreteras y la subida solo de tus impuestos. 

¡Ah! Y la del campeonato del mundo de F1.

 (Postdata. Señor Dennis bote al querido Sam, no ve que esta arruinando todos los pit-stop de Hamilton) 

11 comentarios:

fon elnota dijo...

Muy buenas Primo de Anónimo:
Muy de acuerdo con lo escrito y comparto contigo los palos a Ferrari, por mucho que Alonso y Domenicalli intente quitar hierro al asunto de la estrategia.
Al menos a ti te quedan fuerzas y ganas para escribir algo de esta comedia llamada Formula 1.
Un abrazo.

silvo dijo...

Hamilton está desconocido, la salida ha sido de lo más suave, Ferrari no supo reaccionar a la apuesta de Re3d Bull porque Grosjean y Sergio les adelantaría pero así también Vettel y cualquiera que hubiera estado más cerca en tiempos, saludos

Primo de Anónimo dijo...

Hola Fon,
Tanto el piloto como el jefecillo, no pueden pedir en público la cabeza del estratega, pero estoy seguro que le habrán dicho eso de ¡Menos filosofía y más trabajar!

Hola Silvo,
La verdad es que sí. Este Hamilton se parece más al primo británico de pin y pon que a la prima de riesgo de España.

Saludos

jose dijo...

en cuanto a la estrategia de Alonso no se si haber hecho una segunda parada le habría dado la segunda posición pues Grosjean quedo a solo 2,5 segundos de Hamilton, la tercera posición creo que si hubiera sido posible aunque muy peleada con Perez.

Hamilton este año no ha cometido errores y su equipo hasta cuando gana comete errores, tienes razón en tu posdata.

jaume101 dijo...

Hola Primo:
No se a ti,pero a mi se me estan pasando por la cabeza ideas cospiranoides respecto a tal y como va el campeonato.No me parece nada normal que levemos 7 carreras con 7 vencedores.Ni me parece normal el comportamiento tan extraño de los pirelli,y no lo digo solo por lo de ayer.De momento me guardo mis ideas a tener mas pruebas,si llego a tenerlas claro
nos leemos

silf1 dijo...

Fue una buena carrera. Merecida victoria de Hamilton con un ritmo abrumador, se le había negado muchas veces, esta vez era casi obligatoria la victoria.. y sobre la estrategia de ferrari, se han dicho tantas cosas que no sé,. pero es cierto eso, hay que arriesgar, pero pensar, ellos sabían que no llegarían, fue un gran error. saludos :)

Primo de Anónimo dijo...

Hola José,
Me consuela que al menos coincidimos en la posdata.

Hola Jaume,
Pues deberías iluminarnos con tu posible conspiración porque seguro que si no es verdadera al menos serviría para aproximarnos con algo más de recelo a los resultados de esta temporada.

Hola Sil,
No es una cosa de pensar o decir, es una cuestión de resultados. Y la verdad es que la estrategia de Ferrari lleva muy espesita desde el año sabático de Brawn. La cuestión es buscar gente buena y ponerla en los puestos adecuados con todo el poder, y luego si no cumple pedirle explicaciones.

Saludos a todos

J. Arce dijo...

A Hamilton no le quitaron la sangre, es que se ha dado cuenta de que para ganar no puede ser tan agresivo. O lleva a una rubia entre las piernas o a un romano que le susurra:"No lo olvides, eres humano".
Si Hamilton hubiese estado en la situación de Alonso apuesto a que hubiese entrado un par de vueltas más tarde, hubiese montado superblandos y hubiese atacado hasta acabar ganando la carrera.

J. Arce dijo...

Por cierto, lo mejor que nos podría pasdar ens que Hamilton gane el mundial cuanto antes y en las últimas carreras pueda sacar toda su agresividad. Pero eso, desgraciadamente, no va a pasar.

VivaMansell dijo...

Hola Primo, me siento reconfortado por coincidir con mi admirado Mansell en que es una de las mejores temporadas que he visto.

Para mi la igualdad proporciona emoción y permite destacar a los grandes pilotos y solo hay que ver la cabeza de la tabla para darse cuenta, los tres pilotos mas en forma de la F1 con tres escuderías distintas en un pañuelo.

Y bajo mi punto de vista no es una lotería, están arriba los que tienen que estar y es fruto del trabajo bien hecho, que incluye entender unos neumáticos que te permiten decidir una estrategia conservadora o agresiva, como se demostró el domingo.

Lewis quiso ser el mas rápido, trabajo duro toda la carrera y lanzó el ataque en el momento adecuado, sinceramente me quedo con este Hamilton veloz y preciso antes que con el explosivo e inconsistente de la pasada temporada.

Saludos!!!

Primo de Anónimo dijo...

Hola José,
Quiero pensar que lleva a una rubia, porque si comienza a pensar solo en los puntitos acabará siendo un Heidfeld más, y de esos sobran muchos en la F1 actual.
Sobre la estrategia de las súper-blandas, creo que era la única que cumplía los requisitos para acabar con victoria, pero como siempre aquí deberíamos tener los datos que tenían en sus ordenadores.

Hola VivaMansell,
No tengo yo muy claro que igualdad y belleza sea lo mismo en F1. Desde luego, igualdad y posibilidades de apuestas sin que están íntimamente relacionados. Lo único bueno de la igualdad, supuesta, es que los buenos pilotos aparecen al frente y ahí tenemos a los tres mosqueteros, pero a otro nivel también está Rosberg demostrando que las diferencias entre pilotos, incluso buenos, existen.

Saludos

Publicar un comentario