Primo de Anónimo

lunes, 18 de julio de 2011

Asientos calientes

Estimados todas/os/es

No, no se vayan, que no voy a aprovechar este tórrido verano para introducir algo de sexo en el blog, con la falsa y televisiva esperanza de aumentar el número de visitas. Con la entrada de hoy querría añadir algunos números (¡Siempre números!) sobre los asientos de la Fórmula Uno que se ven con más posibilidades de cambio.

Antes de nada, quisiera poner ya de manifestó que el cambio de un piloto por parte de una escudería depende de muchísimos factores. Muchos de los cuales no tienen nada que ver con su rendimiento, y están en la órbita del dinero de sus patrocinadores, de la nacionalidad, de las empresas del país del piloto, de los televidentes actuales o potenciales de un país, del conocimiento del entorno de la F1 por parte de los representantes de los pilotos ¡Vamos! Imponderables totalmente fuera de cualquier lógica cartesiana ¿No es así Hülkenberg?

Por otra parte, también, quisiera poner de manifiesto que la existencia de un contrato entre escudería y piloto no significa absolutamente nada, pudiéndose romper fácilmente. Y si no se lo creen, recuerden los más sonados casos de Alonso y McLaren al final de 2007, o Räikkönen y Ferrari en 2009, o Liuzzi y Force India en 2010, o el penúltimo desaguisado, entre Karthikeyan y HRT como protagonistas. Luego tampoco se crean mucho eso de tenemos un contrato firmado, que solo vale hasta que sea anulado por una de las partes.

Una vez puestos en antecedentes, lo pertinente es presentar los asientos que peligran, que como todos están pensando son los de Massa y Webber. Curioso, pues ambos empezaron en la F1 al mismo tiempo, en la temporada 2002. Si me permiten, para saber si son dignos numéricamente de estar en Red Bull o en Ferrari, analizaré sus trayectorias comparándolas con las de sus compañeros, desde sus inicios, como ya hice en una entrada anterior con Alonso. Si suponemos que ambos pilotos tienen las mismas maquinas, y que los errores mecánicos se compensan a lo largo del tiempo, podemos decir que la diferencia de posiciones en una carrera es solo debida a la calidad del piloto. La resta entre las posiciones de ambos compañeros, en cada gran premio, nos dará dos valores, por un lado quien ha vencido al otro (valor positivo indica que bien Massa, o bien Webber es el ganador) y el número de puestos entre ellos. Y con estos datos realizaremos las gráficas pertinentes. El dato de 50% de victorias frente a su compañero indicaría que son iguales de buenos ambos, por encima de este número indica que uno de los dos pilotos examinados (Massa o Webber) es algo mejor, y por debajo que es algo peor.

Empezaremos por Massa. Por alguno tenía que empezar y alfabéticamente está justificado ¿No? En la primera temporada de Massa en la f1 corrió para Sauber durante las primeras 15 carreras y en la decimoséptima carrera, enfrentándose en todas ellas a ese techado del pilotaje que se llama Nick Heidfeld. Aunque en la primera carrera en Australia le venció, el resultado de esta primera incursión en las procelosas aguas de la Fórmula Uno terminó en un estrepitoso fracaso, tan solo ganó en el 31% de las carreras disputadas (Gráfica Primera, primera entrada), con un total en todas estas carreras de -39 posiciones de diferencia con su compañero alemán. Lo que hace un promedio de casi 2.5 puestos por debajo de la clasificación de Heidfeld en cada carrera (Gráfica Segunda, primera entrada). Con estos pésimos resultados no es de extrañar que su contrato no se renovase.

© PdA
Pero hete aquí que muchas veces es mejor tener un gestor de contratos con enchufe que unos buenos números que te avalen, y gracias a las relaciones paterno-filiales en Ferrari Massa terminó de piloto de pruebas en 2003 para Ferrari. El Sr. Sauber, que no se caracteriza por tener un criterio muy constante, volvió a contratar al brasileño en 2004, enfrentándose en este caso a Giancarlo Fisichella, y otra vez fue vapuleado. Tan solo consiguió el 22% de victorias, y un promedio de -2.3 posiciones frente a su compañero (suma total negativa de 42 posiciones).

Como premio a este malísimo resultado lo mantuvieron en Sauber, y en el año 2005 se tuvo que enfrentar a Villenueve Jr, que tan solo pensaba en montar un grupo pop. Contra el canadiense en fuga, sí tuvo unos resultados dignos (72% de victorias y 0.7 posiciones de ventaja promedio). Estos resultados, junto a la ya mencionada relación paterno-filial entre los Todt, hicieron que en la temporada 2006 se vistiera de rojo, teniendo de compañero a un Schumacher que también estaba en franca recesión, de hecho fue su última temporada en Ferrari. El Señor Schumacher, incluso a medio gas, hizo que el pobre de Massa no pasase del 27% de victorias y un promedio de casi dos posiciones por debajo del alemán en cada gran premio (siendo la suma total de posiciones -32). En la temporada 2007 tuvo de compañero al inestable Kimi Räikkönen, que había demostrado con creces su incapacidad innata para ser campeón de la F1 en McLaren ¡Bueno! Pues en ese año se proclamó campeón. Los resultados de Massa sumaron tan solo un 33% de victorias y una posición por debajo del finlandés en cada carrera como promedio. En el año 2008, volvió a tener de compañero al finlandés, mucho más desmotivado de lo normal, y pudo mejorar sus resultados hasta un 61% de las victorias, y un promedio de media posición por encima de su compañero. En el año 2009 sufrió el famoso accidente, y hasta ese momento sus números no eran malos del todo, 55% de victoria y dos posiciones por encima de un Kimi a la fuga. Al siguiente año se enfrentó a Alonso, que le devolvió a sus números clásicos. Esto es, porcentajes por debajo del 50% (en concreto 26%) y posiciones promedio por debajo de su compañero (-4). En lo que llevamos de temporada su situación no ha mejorado nada.

El otro asiento caliente es el de Webber. Comenzó su andadura en el año 2002 enfrentándose a Alex Yoong en Minardi, al que noqueó con 87% de victorias (Gráfica Primera, primera entrada) y un promedio de casi tres posiciones y media por encima de él (Gráfica Segunda, primera entrada). Al año siguiente hizo lo propio en Jaguar con sus compañeros Antonio Pizzonia, durante las primeras once carreras, y con Justin Wilson (75% de victorias y 2.8 posiciones mejor). El compañero austriaco del año siguiente, en la misma escudería, Christian Klein, tampoco consiguió torcer la ruta ascendente del australiano (66% de victorias y 0.3 posiciones mejor de promedio).

© PdA

En el año 2005, el australiano se encontró en Willliams con la cosechadora de puntos de Hiedfeld (en las primeras 14 carreras) y con su ex Pizzonia, y como cabría esperar tampoco pudieron hacerle hincar la rodilla al wallaby (63% de victorias y 2.7 posiciones mejor de promedio). Al año siguiente, se enfrento al pipiolo de Nico Rosberg, y este tampoco fue un rival digno, cosechando un 72% de victorias, 26 posiciones totales por encima del germano-fines que hacen un promedio de 1.4 posiciones por encima.

En el año 2007 aterrizó de vuelta a su antiguo equipo Jaguar, ahora con muchas aspiraciones y con el nombre nuevo de Red Bull, y se enfrentó a David Coulthard, que no supuso ningún cambio en sus excelentes números (78% de victorias y 1.8 posiciones mejor de promedio), como tampoco lo fue al año siguiente (72% de victorias y 3 posiciones mejor de promedio).

En el año 2009 se enfrentó a la niña de los ojos del Dr. Helmut Marko, y Sebastian Vettel comenzó a erosionar los, hasta ese momento, excelentes números del australiano. Aunque consiguió vencer en el número de victorias por un estrecho margen (53%), fue batido en la suma total de posiciones (-6), quedando 0.4 posiciones por debajo de promedio en cada carrera frente al alemán. El año pasado implicó un clavo más en este giro copernicano, ya que solo consiguió en el 36% de las veces terminar por encima de su compañero, aunque las sumas totales le dieron un promedio favorable exiguo de 0.1. Este año la tendencia ha empeorado incluso mucho más.

A tenor de estos números, podríamos decir que Massa nunca justificó su posición en Ferrari. Mientras que Webber con la llegada de Vettel ha sufrido una derrota tras otra. Pero no se preocupen ya que no tienen porque ser estos pilotos sustituidos. Dependerá de los intereses económicos que los rodeen … como siempre en la F1.

17 comentarios:

silvo dijo...

Felipe es buen piloto pero no excelente, según mi criterio, rl problema que tiene es que ha ido mejorando y se creyó mejor que Kimi, aquel Kimi que parecía indolente.

Webber es un buen piloto, siempre según mi criterio, y ahora que podía creo que le frenaron, no acabo de creerme que este año corriera con el mismo coche que Vettel, salvo en el color.

A Webber le dicen que continuará, me refiero a Marko, y si lo hace será por los servicios prestados, Felipe puede que continúe, veremos, saludos

Primo de Anónimo dijo...

Hola Silvo,
Hay que pensar que todos los pilotos que llegan a la F1 son buenos. Pero cuando los mides a sus compañeros resulta que los números indican que Felipe solo circunstancialmente ha sido mejor que su compañero, y Webber desde que se tropezó con Vettel (este es el tercer año) no da pie con bola. Eso de que tienen distintos coches no me lo creo ¿Tiene Massa distinto coche que Alonso?
A pesar de todo los cambiarán o no, dependiendo de otros intereses distintos a sus resutados en la pista.
Saludos

Fourier dijo...

Buenas trades Primo.

Webber ha sido mejor que sus compañeros hasta toparse con Vettel, el único con posibilidades de ser campeón; miéntras, Massa salvo en la epoca de Sauber el resto han sido campeones o con posibilidades, siendo su competencia mayor que la que ha tenido Webber. Yo creo que con estos datos no se les puede comparar.

Un saludo.

Primo de Anónimo dijo...

Hola Fourier,
Entre ellos no. Y no lo estoy haciendo, pero sí deben ser comparados a sus compañeros y han (están) demostrando que, cuando se enfrentan a alguien con ciertos galones, pierden. Y un equipo que quiere ser el número uno ¿No necesita a dos pilotos con ciertos galones?
Saludos

Fourier dijo...

Buenas tardes Primo.

Los compañeros deben ser competitivos, pero hasta que punto? como Barrichello?
Yo no lo tengo aún muy claro.

Un saludo.

Primo de Anónimo dijo...

Hola Fourier,
En esto te doy toda la razón. Hay dos posturas antagónicas. La primera dice que hay que tener un buen piloto y uno mediocre que no haga sombra, el exponente máximo es la época de Schumacher en Ferrari. La otra, la que me gusta a mí, es la de Senna-Prost o Hamilton-Alonso en McLaren, eso sí con un jefe más listo que Dennis, dándole cancha a los dos y fomentando a la vez su lucha.
Saludos

silf1 dijo...

Jajaja primo, me encantan tus entradas numéricas (aunque no me gustan los números XD). Mira que este tipo de entradas puede causar mucha susceptibilidad jeje.. Bueno, no sé, los números nunca mienten, ¿podría decirse que es algo 99% infalible? ya allí se han responidido todas nuestras dudas jeje

Primo de Anónimo dijo...

Hola Sil,
Por eso los números no son admitidos por ciertas clases de personas y de profesiones. Ellos muestran únicamente la realidad, sin maquillarla. Y eso duele, si los resultados van en contra de las ideas apriorísticas de uno.
Saludos

FON dijo...

Muy interesante y revelador, Primo, gracias de nuevo por este gran trabajo.
Nunca me había parado a mirar las estadisticas de estos dos, pero me sorprende que Massa ha sido peor de lo que pensaba y Webber mejor de lo que me pensaba, aunque como bien se ha dicho, la calidad de los compañeros de equipo no es la misma.

Txomin dijo...

Los números siempre son interesantes... al margen de los "peros".

Lo mejor de la entrada son los apuntes sobre cua es lo que realmente importa en la contratación de un piloto. Mucha gente todavía no se entera y comentarios como el tuyo son muy de agradecer.

Un saludo.

Primo de Anónimo dijo...

Hola Fon,
No te creas que la calidad de los respectivos compañeros (y competencia) ha sido más similar de lo que uno cree. Por ejemplo, ambos se pelearon con Heidfeld, uno ganó y el otro perdió. Räikkönen y Rosberg son más parecidos de lo que nos creemos, y la diferencia entre Fisichella y Coulthard tampoco es tan grande. Es verdad que el brasileño tuvo que pelear con Schumacher/Alonso y el australiano se las ve con Vettel.

Hola Txomin,
Me alegra leer que piensas que la sociedad necesita números. Es el primer paso en la escalera del progreso.

Cordiales saludos a ambos

J. Arce dijo...

Pie desgracia ya solo queda uno de los dos asientos en el aire. Massa es un buen piloto, eso no ofrece duda, pero no es lo que necesita Ferrari.

Primo de Anónimo dijo...

Hola José,
Sigo sin creerme las declaraciones de nadie. Hasta que no termine la temporada no estaré seguro de ninguna plaza. Sobre las cualidades del piloto yo preguntaría ¿Bueno para ganar campeonatos? ¿Bueno para ser tablón de anuncios? ¿Bueno para qué? Porque quizás mi idea de bueno y la de la escudería son distintas. Al igual que la de cualquier aficionado.
Un cordial saludo

cavallino dijo...

Lo de Hülkenberg es una pe u te a de a, y el ejemplo de todo lo que dices sobre la clase de intereses que mandan a la hora de poner a un piloto en un determinado asiento. Y el talento no es el primordial.

Felipe Massa ya ha sido confirmado por Montezemolo, pero mi opinión es que aporta pocos puntos al equipo y, en la pista, su colaboración con Alonso es nula. Para mí es un piloto sobrevalorado, por él mismo especialmente. Un piloto autosobrevalorado.

Webber, con Vettel en Red Bull no tiene nada que hacer, sólo ser segundo, y llevar el coche más lento y tecloso de los dos. Aún así, le ha hecho buen papel a Seb en carrera. Creo que es un elemento molesto para Horner y Cía., y espero de él más rebeliones durante la temporada.

Estupenda entrada, Primo. La retuiteo.

Saludos!

Primo de Anónimo dijo...

Hola Cavallino,
No creo que el coche de Webber sea distinto substancialmente del de Vettel. La gran diferencia es la calidad del piloto y la confianza. Lo mismo ocurre en Ferrari.
Saludos y gracias por darle la máxima difusión a esta tontá.

José Luis dijo...

Después de un parón personal, ponerse al día y encontrarse con los numeros (rojos) de Massa y Webber es esclarecedor: estoy contigo que todos son buenos pilotos, pero sólo unos pocos los mejores; bueno, sólo tres están en la cima (un español, un inglés y un alemán, como en los chistes), por lo que el resto de la parrilla se tiene que completar con quienes satisfacen otrros intereses, por supuesto que generalmente económicos (publicitarios, de mercado...).
Por cierto, el alemán al que me refiero no es Vettel (sigue sin demostrar que sepa hacer mucho más que pisar el mejor acelerador), sino uno mucho mayor.
:)

Primo de Anónimo dijo...

¡Qué alegría volverte a leer! estimado José Luis,
Creía que tus múltiples tareas reales se habían comido a tu versión virtual. Por cierto, te refieres a Rosberg ¿No?
Saludos

Publicar un comentario