Primo de Anónimo

viernes, 24 de septiembre de 2010

Schumacher, un valor en declive

Estimados todas/os/es

El sistema económico en el que nos movemos, al menos en occidente, estaba fundado en el capital como relación básica de producción, siendo su único fin la acumulación de ganancias. Esto llevó a la conversión en mercancía de todos los factores de producción como pueden ser tierra, naturaleza, trabajo, seres humanos, etc. Una vez que todos estos elementos se cosificaron, el sistema tuvo distintas crisis que hicieron que evolucionase para intentar atrapar el futuro. Sí, nuestro sistema económico se basa en el futuro. Las empresas crean necesidades en los seres humanos para que estos se cosifiquen como consumidores, y una vez que se han creado estas necesidades perentorias, estas mismas empresas nos las satisfacen.

El templo de esta nueva religión es la bolsa, donde se intercambia la propiedad de las empresas valorándolas según un famoso e invisible equilibrio de mercado. El valor de las empresas no está basado en la producción que tienen en el momento de la transacción, sino que tiene que ver con las posibilidades de dicha empresa en el futuro ¿Alguien recuerda la burbuja de las empresas de la red? ¿Y en España, la sobrevaloración de las inmobiliarias? Luego lo más importante de una empresa no es su presente sino su futuro en relación a los consumidores, y como sabe adecuar esta relación a las posibilidades de ella.

Si hablamos de modificar el comportamiento futuro de los consumidores, de lo que realmente estamos hablando es de la publicidad, anuncios, o como debería de ser llamado propaganda. Sí, ese concepto acuñado y explotado por Goebbels y que también evoluciono Stalin. Los creativos de la propaganda intentan confundirnos para modificar nuestro comportamiento, favoreciendo a la empresa que los contrató ¿Cuántas veces al día nos bombardean con un detergente que es el que más y mejor lava? Si somos curiosos y leemos, veremos que tan solo del cinco al diez por ciento del contenido son tensioactivos, que es lo que realmente lava, otra pequeñísima cantidad es la que da el olor y el 90% es abrasivo o arena de playa. De todos los componentes, solo los tensioactivos realmente lavan, el resto solo acompaña. Alguien podría pensar que cada detergente tiene su propia fábrica, y ahí reside la diferencia, pero no es así. Tan solo hay unas pocas fabricas de tensioactivos en el mundo, y de hecho tan solo existen dos protocolos de preparación de estos compuestos; dando lugar ambos a la misma mezcla ¿Luego que hace la propaganda en los detergentes? Vendernos diferencias que son mínimas en el mejor de los casos, o nulas casi siempre. No obstante, hay que decir que la propaganda tiene un papel muy preponderante cuando es capaz de detectar una tendencia social y ponerse delante de ella para simular su gobierno.

El mundo de la Formula Uno no es un mundo deportivo, como nos gustaría a la mayoría de los aficionados, sino que es un mundo económico de empresas que luchan ferozmente por suministrarnos distintos bienes, desde coches como Ferrari-Fiat a casas como Grupo Hispania. Su lucha está en la propaganda, en transmitirnos una idea a nosotros mismos que concuerde con los intereses futuros de la empresa.

A principios de temporada, la escudería recién comprada por Mercedes dio la campanada al fichar el emblema de Ferrari. Su fichaje fue un duro golpe para la casa roja ya que les quitaban al señor que tenía todos los records de la Formula Uno, además de ser uno de sus iconos publicitarios. Una vez consumada la traición o la audaz maniobra empresarial, según nacionalidades y gustos, Mercedes comenzó a alardear de su logro como anticipo de un futuro glorioso en la F1. De hecho, nos bombardearon este invierno-primavera constantemente con un anuncio de Mercedes en el que el protagonista, como no, era el señor Schumacher. Dentro de un Mercedes rojo (¿ferrari?) hacía maniobras imposibles en un túnel, para finalizar quitándose el casco y mostrándonos una cara sonriente, que anticipaba un esplendoroso futuro en la F1, así como a todos los que comprasen un Mercedes. La guerra mediática estaba totalmente lanzada, incluyendo en ella el robo de estandartes de la competencia, no solo el piloto sino también el color. De los clientes tengo mis serias dudas, pero no descarto a priori la idiotez humana.



Anuncio de Schumaher en un Mercedes rojo

El devenir de Schumacher en el campeonato está siendo muy gris, tirando a negro. Su compañero le está batiendo en clasificación y en carrera. Pero es que la escudería Mercedes ha pasado, de querer ser la campeona del mundo, a conformarse con no ser adelantada por Renault y Force India, e incluso en algunos circuitos por Williams. Aunque la propaganda quiso hacernos creer que el futuro de Mercedes (y el nuestro si comprábamos sus coches) iba a ser esplendoroso, la realidad de los circuitos ha puesto a cada uno en su sitio, mostrándonos que la escudería no era capaz de alcanzar sus objetivos (y nosotros dependeremos directamente de nuestro esfuerzo, no de comprar uno u otro coche).

Ante este desaguisado, la propaganda rápidamente ha metamorfoseado la imagen de la casa, y ahora nos presentan un nuevo anuncio en el que Schumacher aparece unos pocos instantes; y solamente lo sabemos por el casco rojo distintivo de él. La propaganda quiere que el fracaso, más o menos importante de este piloto, no se traslade a la compañía que lo fichó a bombo y platillo. El coche vuelve a ser gris, que es el color de marca, con lo que parece que Mercedes se rinde ante la batalla con Ferrari. Aunque esto parezca nimio, anticipa que la situación de la Schumacher en la compañía es dudosa. Sí, he leído que el interesado ya está pensando en la temporada que viene. Sí, he leído la defensa a capa y espada de Haug a su pupilo. Sí, también he leído que el señor Schumacher ya está evaluando las nuevas piezas del coche para la temporada que viene. Pero perdónenme ¿Eso son noticias verdaderas o propaganda?

El lema con el que termina la propaganda televisiva es muy pretencioso “The best or nothing”. Si lo siguen deberían cerrar la escudería y dedicarse a otra cosa, y si no lo siguen deberían de advertirnos, cada vez que hagan una declaración, que todo lo que dicen es pura propaganda.



Anuncio de Mercedes gris con un piloto con casco rojo

Vigilemos los nuevos comerciales de Mercedes, ya que ellos nos anticiparán el futuro de Schumacher, si va a ser cambiado por otro piloto o continuará, eso si los comisarios no le sacan bandera negra por marrullero. Y ante la duda pregunten a Raïkkönen.

14 comentarios:

cavallino dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
cavallino dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Primo de Anónimo dijo...

Hola Cavallino,
Tendrás tus razones para no querer que otras gentes lean tu alegato a favor y respetuoso con el Kaiser. Si crees que, al ser este ligeramente distinto con mi idea inicial, puede eso ser motivo de polémica, olvídalo nunca busco la polémica y estoy abierto a distintas formas de ver las cosas. Igual que en tu blog, tú me permites discrepar constantemente de tus ideas, tienes todo el derecho a contradecirme aquí también.
Y muchas gracias por tu comentario.

cavallino dijo...

Nooooooooo...

Siento que hayas pensado eso. He suprimido mis comentario porque no expresaba exactamente lo que quería decir, lo leía y no me terminaba de convencer.

Pensaba pasar mañana y volver a escribir, hoy estoy cansada y no quiero hacerme mucho caso.

Y sí, mi comentario es respetuoso hacia Michael Schumacher. A mí me gusta que esté ahí, ya lo sabes, y creo que nunca hay que menospreciarle.

Escribo muy a gusto en tu blog, y te agradezco que tú lo hagas en el mío. Mañana, prometo volver a escribir mi comentario suprimido.

Después de la crono.

Cuando la pole sea ya de Alonso...

... jeje...

cavallino dijo...

Decía ayer que, afortunadamente, no todo el mundo se deja llevar por los valores que intentan inculcarnos desde la publicidad, hay quien mantiene otro tipo de creencias y decide de forma libre y muy personal.

En Italia, el fin de semana de Monza, los tifosi de Schumacher demostraron que sus sentimientos siguen ahí, que le apoyan, le animan y que mantienen su fe en él. Ayer escribí algo así como que la fuerza está en lo que siempre permanece. Lo que va y viene sólo produce debilidad. A estos tifosi, les importa un pito el mensaje que quieran enviar los publicistas que inventaron estos anuncios.

Igual que los tensioactivos les importan un pito a todos aquellos que utilizan jabón hecho a mano para lavar su ropa.

En la vorágine que reflejas en tu entrada, no tienen cabida aquellos que van por libre. Los sentimientos de verdad son muy fuertes, no cambian, permanecen después se ser atacados por mensajes superficiales y vacíos.

A mí me gusta que Michael Schumacher esté ahí, como me gustaría que estuviera Pedro Martínez de la Rosa. Para mí son Quijotes.

Saludos!

Primo de Anónimo dijo...

Hola Cavallino,
Creo que has entendido totalmente la entrada, quita a Schumacher, quita la publicidad y lo que realmente me cabrea es ese borreguismo en el que estamos inmersos (yo el primero). Como muy bien dices debemos ser más libres y pensar con nuestra propia cabeza, respetando la opinión contraria del otro pero no siguiendo cualquier bandera sin ton ni son.
Igual tenemos suerte y Pedro tiene una oportunidad más al año que viene, tengo un palpito de Force India, tendré que meditarlo y escribiré una entrada sobre ese palpito. Por cierto, contenta con lo de hoy ¿Es la mano de Fry que ya aparece? Esperemos que mañana nos divirtamos mucho, y que la diferencia de 25 puntos entre los 5 magníficos se reduzca a menos.

cavallino dijo...

Muy contenta, Primo de Anónimo. Lo decisivo viene hoy, y espero una carrera limpia y justa tanto para Fernando como para el resto de pilotos.

Quizás Pat Fry esté haciendo ya de las suyas, sí. Que siga así y que el F10 siga mostrándose competitivo en todos los circuitos que quedan por visitar.

Que te diviertas! Ciao!

pulguitaatodogas dijo...

Publicidad y F1, me recuerdan una de las imágenes más impactantes del GP de Singapur que ha acabado hoy: no me refiero a Fernando saltando en el podio, ni a Hamilton tirando el volante, ni a Kovalainen haciendo de bombero ... sino a Botín, Don Emilio, con esa carilla de pícaro borrachín, detrás de su ídolo, como si fuera un fan más. Esa simbiosis entre admirador y admirado, además de éxitos para el asturiano, ha traído unos magníficos beneficios a la empresa del cántabro que la ha colocado en el podio como tercera marca financiera del mundo: un "retorno económico" de 250 millones este año, con lo que recupera en una temporada la inversión comprometida hasta 2014 y, por ejemplo, la colocación de 100.000 tarjetas de crédito Ferrari en seis semanas, cuando inicialmente se calculaba esa acogida en cinco años. Da la impresión que todos salimos ganando, y eso es genial, y hasta confiamos que ese banco ponga el resto para que nuestro piloto y nuestro equipo gane el campeonato.
En cambio, a Mercedes puede que le haya salido mal, que Michael haya medido mal sus fuerzas (que las tiene) y que al final deban dar marcha atrás en todas las expectativas que habían originado: pero eso no daña la imagen de Schumacher, que lo ha intentando y chapeau, sino la de los publicistas que crearon una campaña sobre una base poco sólida.
Como ya me he pasado del comentario (y hasta puede que me haya salido del guión), un anuncio de la F1 que me llama la atención es el del "mejor malo": en mí, siempre que lo veo, me genera un rechazo hacia su producto y, como soy un tanto pasional, hasta ha llegado a caerme realmente mal esa compañía de telefonía.
Y puesto a abusar de la hospitalidad del Primo de Anónimo para albergar las reflexiones que nos suscita sus posts, yo dejé de ser consumidor de una marca de café por una campaña en que decía que los hombres sólo éramos capaces de hacer una cosa a la vez y transmitía una imagen estúpidamente estereotipada de nosotros, lo que me permitió descubrir una nueva forma de hacer el café, que llevo años disfrutando.

pulguitaatodogas dijo...

Magia de la red: después de clikear en "publicar comentario", me sale un mensaje que dice: "Google Error
Request-URI Too Large
The requested URL /comment.g... is too large to process", y cuando me dispongo a sintetizar mis pensamientos (habilidad que me ha sido negada), veo que está el mensaje íntegro: así que ahí queda.

Primo de Anónimo dijo...

Hola Cavallino,
Supongo que ya has superado el estadio de contenta (por arriba). Ahora a trabajar que tan solo quedan tres (o cuatro) carreras y queda mucho por hacer.

Hola José Luis,
El caso del Santander debería de ser estudiado con profundidad. En la F1, él ya no es publicidad es otra cosa, ya que puede patrocinar a Ferrari y McLaren al mismo tiempo. Para mí es increíble que pueda poner dinero para ayudar “al ladrón y al policía” simultáneamente, a lo que hay que añadir los grandes premios que los paga el banco. Estos éxitos (fracasos) deberían de hacer reflexionar a todos sobre el papel (mínimo real) que tiene la publicidad en nosotros, incluso pudiendo ponernos en contra de lo anunciado. Sobre el anuncio de “malo” Hamilton, no lo sé, pero supongo que ha sido hecho por unos señores que no conocen la idiosincrasia anarquista del pueblo español; un anuncio similar en UK con Alonso hubiese unido a todos los British, pero aquí nos hace reír.

SF dijo...

Saludos Primo.
Soy un seguidor de Shumacher, desde que debutó en la F1, se que esta temporada la está teniendo muy difícil, pero es lo que le gusta al Kaiser, trabajar y trabajar, ese es su virtud y personalmente pienso que debería de seguir. Esperaré hasta la proxima temporada para ver en que nivel está, aun que siempre en función del coche que le tengan preparado.

Primo de Anónimo dijo...

Hola SF,
Una cosa es indiscutible, la capacidad de trabajo del Kaiser es encomiable. Pero me temo que la motivación (ansias por ganar) que tienen los nuevos pilotos y él hace que en estos momentos no esté a la altura. Y un señor con su palmarés no debe arrastrarse por los circuitos (esa es mi opinión).

Anónimo dijo...

Lo que es un buen puesto. Me encanta la lectura de estos tipos o artículos. Puedo? Esperar a ver lo que otros tienen que decir.

Primo de Anónimo dijo...

Hola Anónimo,
Por supuesto que puedes leer, esperar y opinar sobre esta entrada y cualquier otra de este blog. Incluso puedes identificarte con unas siglas tan solo para reconocer tus opiniones de las de otros.
Gracias por comentar y te deseo un buen día.

Publicar un comentario