Primo de Anónimo

viernes, 17 de septiembre de 2010

Las mentiras de Alonso

Estimados todas/os/es

Llevados por la inseguridad y la desconfianza en nuestra capacidad de ser aceptados tal como somos, podemos caer en la tentación de adornar aquí, y allá, nuestra historia y nuestras habilidades de forma que causemos una impresión favorable en las demás personas. Mentir es un recurso muy fácil para aumentar nuestro valor sentimental, científico, emocional, incluso comercial, sin pagar por esta posición imaginaria con nuestro trabajo, ni pasar las penurias que conlleva este tránsito. Muchas personas e instituciones tienen la imperiosa necesidad de resultar valiosos y geniales, aunque sea por medios tramposos. Todo esto les lleva a vivir una mentira constante y a sobreactuar frente a la verdad. El precio que deben pagar por su impostura es vivir una vida falsa en la que si no son descubiertos, las recompensas son para el personaje fingido y no para la persona real, mientras que si son descubiertos, la falla de la credibilidad puede que nunca sea sobrepasada.

San Agustín ya describió, y clasificó, un gran número de mentiras, siendo en muchos casos muy benévolo con algunas de ellas. Su colega Santo Tomas de Aquino, algo más científico, distinguió tres tipos de mentiras (la útil, la humorística y la maliciosa), y aunque los tres tipos de mentiras fueron catalogadas como pecado, a las dos primeras las excusó como pecados veniales y sin importancia. Los filósofos, al no tener a nadie por encima al que transferir la culpa y esperar de él la recompensan, han sido mucho más estrictos con la mentira. Y por ejemplo, el germánico Kant llegó a proclamar que la mentira no debía de ser permitida ni cuando esta salvase vidas (¿Dónde están los genes de esta gente tan recta? ¿Por qué se han diluido con la masa de hipócritas e hijos de lo políticamente correcto?).

Las dictaduras, y todos los regímenes con censura, son de por si sistemas mentirosos y se basan en repetir hasta el infinito la mentira con la vaga esperanza de que se torne verdad o, en el peor de los casos, que se olvide que es mentira (¿Estoy hablando de los políticos actuales? ¿Estoy hablando de la publicidad? ¿A qué va a ser verdad lo que dicen los comentaristas del duque alemán que todos los blogges somos el mismo y esta confusión es un problema neuronal más de mi multipolaridad?). No obstante he de decir, que todas aquellas personas que comenzamos a leer bajo el anterior régimen de España somos muy conscientes de lo que es la mentira y que rasgando un poco se puede encontrar la verdad, o una parte de ella. Y, por supuesto, dependiendo de tu orientación filosófica, castigar más o menos al mentiroso.

Todos los lectores de este blog son conscientes que uno de los mundos más falsos es el de la Fórmula Uno ¡Incluso cuando preguntas por la hora! Alonso como piloto de F1 es consciente de ello y participa de este juego, así como su escudería. Sin embargo, si nos fijamos bien en lo que dicen, y como lo dicen, y sumamos lo que hacen, tenemos una posibilidad de intuir la verdad.

Al principio de temporada, Alonso fue uno de los pilotos que más kilómetros hizo con su Ferrari. Él y su escudería proclamaron que tenían un motor indestructible. Incluso algún medio palmeteril (aquel que sigue cualquier bandera sin racionalizar nada) llegó a insinuar que con uno o dos motores se podía terminar la temporada. Pues bueno, ya sabemos que ellos hacían más kilómetros que nadie (¡Incluso cuando llovía!) porque eran muy conscientes de que su motor tenía (y sigue teniendo) muchos problemas de fiabilidad (ante la duda pregunten al Sr. de la Rosa).

Después de la pre-temporada y el primer GP, el Sr. Alonso (y su equipo de imagen) se descolgó con otras declaraciones excesivamente grandilocuentes (al menos para una persona a la que la realidad le machaca sus teorías todos los días), diciendo que su Ferrari era el mejor coche que había conducido nunca, vamos casi inmejorable. Después de pasar el ecuador de la temporada se ha visto que son el tercero o cuarto equipo (¡Y ojo que Kubica no tenga un mal día! Que si no bajamos más). Pues bueno, ya sabemos que lo que quería decir es que el coche era malo de solemnidad, en cánones de la Ferrari del Dr. Byrne. Aunque ahora parece que ha mejorado un poco, pero no lo suficiente pra ser el número uno.

Otra de las declaraciones altisonantes que ha repetido en los primeros grandes premios, y antes, es que los ingenieros de Ferrari son los mejores, que hacen unos diseños de carro insuperables y que no hay nadie mejor fuera del mundo rojo. Hace unas pocas semanas el licenciado Pat Fry proveniente de McLaren fue presentado como nuevo ingeniero de Ferrari, pero es que pocos días después se anunció la contratación de dos personas más provenientes de McLaren, dedicadas a los distintos cálculos computacionales y simulaciones. Pues bueno, ya sabemos que lo que quería decir es que necesitan urgentemente ingenieros buenos de verdad para ser campeones del mundo.

La penúltima declaración rimbombante del Sr. Alonso fue realizada por el telefonillo en la últimas vueltas de la carrera de Silverstone, y dijo algo así a su muro ¡Mantened la cabeza alta, vamos a ganar el campeonato! Pues bueno, leyendo los antecedentes podemos inferir que lo que quiso decir fue que vamos a olvidarnos de esta temporada y centrarnos en el futuro, a ver si es algo mejor, luchando eso sí las carreras que quedan esta temporada, porque nuestra posición es la quinta en la tabla de clasificación..

Habría que empezar a dar de comer a toda la gente de la F1 algo de pentotal de sodio para que nos dijesen la verdad. Los seguidores de F1 solemos valorar bastante bien a los pilotos, incluso cuando conducen tractores amarillos o autobuses rojos. Todos nosotros somos conscientes que, como poco, el 80% del éxito está en manos de los ingenieros y solo el 20% en las del piloto. Por lo tanto no necesitamos que nos mintáis, no vais a subir más en nuestro escalafón de cariño, y además nos ahorraríamos de esa manera el elucubrar sobre la verdad de todo ¿Pero si se lo administrásemos de qué escribiría yo en este blog?

11 comentarios:

pulguitaatodogas dijo...

Problemas médicos familiares me han tenido apartado de la blogosfera y a mi regreso, ¿qué me encuentro?: un post titulado "las mentiras de Alonso", y sin ningún comentario ¿¡!?: ¡no es posible!, ¿ha pasado desapercibido?.
Visto lo de Sauber (muy bueno lo de Heid-i, por cierto), es indudable que Pinocho no llamaría la atención en el paddock de la F1 y que no estaría mal que las marcas patrocinadoras exigieran que su imagen no se viera involucrada en ningún tipo de maniobra sucia.

Primo de Anónimo dijo...

Hola Jon,
Deseo que los problemas se hayan subsanado (o al menos estén en trance de ello). Sobre tu deseo de una conducta más ética, yo me uno a tu llamamiento. Pero miremos el mundo de la F1 (y en general todo), la ética ha sido substituida en el mejor caso por la estética, y lo normal es haberla tirado a la basura.
Nos leemos.

tatiana dijo...

Hola que tal¡

Mi nombre es tania soy administradora de un directorio de webs/blogs, navegando por la red ví tu página y está muy buena, sería genial contar con tu site en mi sitio web y asi mis visitas puedan visitarlo tambien.

Si estas de acuerdo solo escribeme.
tancha2009@hotmail.com
Exitos, un beso

Anónimo dijo...

La F1 siempre destacó por su desmedida en todos los aspectos, y algo sumamente pueril sería pedir "honradez" la misma que se podría pedir a cualquier blog de estos que pueblan el interné en los que el título es el primer gancho con el que se pretende captar lectores. "Las mentiras de Alonso" no deja lugar a dudas, marear la perdiz con una entrada "culta" te desarma, "declaraciones altisonantes", "declaración rimbombante"...te apabulla y cuando lees que a pesar de tener una mierda de buga el porcentaje que se le asigna para lograr quedar el segundo(Casi el título) es del 20% entonces no puedo más que aplaudirle por su perspicacia, yo sí que necesito de sus escritos para que disminuya el cariño por un mentiroso.

Primo de Anónimo dijo...

Hola Anónimo,
Me gustaría poder llamarle por su nombre, pseudónimo o acrónimo, pero igual sus circunstancias vitales ni tan siquiera le permiten eso. Deseo que su próximo comentario ya lo puedas hacer desde una personalidad individual.
Si se pasea por este blog vera que los títulos que pongo tienen muy poco gancho, incluso muchos de ellos están escritos en otros idiomas, con lo que aun reduzco más la posibilidad de que los motores de búsqueda me seleccionen. Si cree que he puesto un buen titulo muchas gracias, pero fue por error.
Sobre el pequeño porcentaje que le doy a los pilotos sobre el éxito, no se lo doy yo, lo hacen gente que sí saben como Villadelprat o incluso de la Rosa en unas declaraciones recientes ¿Por qué ganó Button en 2009? Si el coche hubiese sido algo menos malo ¿Hubiese ganado Vettel en 2010?
Sobre los sentimientos suyos, yo no voy a entrar.
Saludos y gracias por comentar

Anónimo dijo...

Buenas tardes Primo mío, es comprensible su deseo y siempre me inscribo, cuando no estoy vago como hoy, con el sobrenombre de Ricky o Rickyhomer si el primero no está disponible. Por supuesto que las circunstancias vitales de algo virtual me lo permite, por muy apasionado que sea el tema, ¿era coña?, pues bien, accedo a su deseo con sumo agrado.

Sobre las mentiras vertidas en la F1 se podría escribir una enciclopedia. Pero cuando se ciñe a una persona, la usa en el título y lo refrenda en el texto me perece ambiguo calificarlo como error. ¿Lo fue? ¿no lo considera justo como yo? cámbielo si fue un error y le parece oportuno. Pero si para ilustrar la mentira de la F1 usa sólo como máximo exponente (el título siempre lo es) a una persona, entonces no es un error, es intencionado y le ponemos cara a esa característica por la que todos deseamos que nos nombren; "Ricky es un mentiroso"

Bien ¿mintió al dar esperanzas tras Silverstone?, ¿rimbombante? sólo por ceñirme a algunas de las citas que hace en exclusiva de Ferrari y de F.Alonso en particular. Queda claro al final del campeonato que las esperanzas eran fundadas cuando nadie más las tenía, ingenuo se lo podría conceder, el título estaba adjudicado desde diciembre y Valencia, Canadá,etc. lo confirman y no hace más que darle la razón en la mentira tan apasionante que es la F1, pero no como abanderado de ella el piloto asturiano. Y a fin de cuentas esa es la lectura que yo saco tras leer su escrito y que resume perfectamente en su título, "Las mentiras de Alonso"

Villadelprat, Pedro Martinez de la Rosa, J.M.Fangio...¿no duda sobre nada de lo que escriben? Button no es F.Alonso, Vettel tampoco, y por consiguiente las comparaciones son odiosas en cualquier sentido. Nos referimos a Ferrari y F.Alonso con un fiel que asume F.Massa. ¿Se sostiene por algún lado ese porcentaje en el caso del mentiroso sobre el que escribimos?, es probable que se me escapara en su día las declaraciones de Pedro M.de la Rosa en las que le adjudicaba ese porcentaje a F.Alonso, ¿las hubo? o ¿fueron genéricas? quizás hubiera quedado algo mejor parado el embustero de marras haciendo hincapié que ese porcentaje no va con él. Por que en ese momento pudo hacerlo.

En fin, el "no vais a subir más en nuestro escalafón de cariño" parece cualquier cosa menos sincero. Y el tono general el de los conocidos anti cualquier piloto que pueblan este mundo virtual que obvian lo favorable para "hacer sangre" con la paja del ojo ajeno.

Pues yo le doy permiso para que entre en mis sentimientos al respecto de la F1 y de F.Alonso en particular, a fin de cuentas eso es lo que hace que dónde usted escribe rimbombante yo hubiera escrito profético y cuando se sienta ilusionado en un buga que no conoce y en el que acaba de aterrizar y dice que es el mejor buga del mundo mundial yo no hubiera escrito que miente, si no que le puede la pasión y la ilusión...matices. Que al fin y al cabo es lo que diferencia el insulto del halago.

Al finalizar la temporada y a punto de comenzar la siguiente ¿sigue considerando a F.Alonso un mentiroso y además le otorga un miserable 20% de lo acontecido en Ferrari en el 2010?

Un saludo también para usted y las gracias por leer mi respuesta y contestarla.

Ricky

Primo de Anónimo dijo...

Estimado Ricky,
Me alegra mucho volver a leer algún comentario suyo, y más aun ahora que se ha individualizado. Gracias por ello.
Sobre el lenguaje. Compartimos una lengua, la castellana o español (como usted prefiera) que es muy rica; tanto que es capaz de diferenciar dos verbos como ser y estar que en muchas otras lenguas europeas son lo mismo (lo siento mi conocimiento de otros idiomas es muy limitado). El primero hace referencia a una cualidad o propiedad intrínseca y permanente, mientras que el segundo lo transforma en transitorio. Yo no he utilizado en el titulo ninguno de los dos, es usted el que infiere de él la asunción de propiedad permanente (“usted y yo somos unos mentirosos”). De hecho yo he utilizado un complemento de nombre (en el sistema actual de la enseñanza no sé cuál es su nombre concreto) y que indica que la propiedad esta adherida al autor, pero no hace ninguna referencia a si es permanente, temporal o circunstancial.
Sobre las declaraciones dando porcentajes de éxito a los pilotos en este link encontrará las de de la Rosa (http://monica29781.blogspot.com/2011/01/de-la-rosa-alonso-es-patrimonio.html), las de Villadelprat creo que las leí en el periódico El País y no soy capaz de encontrarlas. Pero si me permite añado una más. Cuando Williams estaba tratando de renovar a Mansell, este pidió un salario desorbitado y el patrón le dijo algo así como “mis coches son los que ganan los campeonatos y vosotros los pilotos los que me arruináis los grandes premios”. Creo que es bastante elocuente.
Sobre mi posible sinceridad, no voy a entrar en eso. Pero si le diré que prefiero que me digan la verdad (aunque sea dura) que vivir en la ignorancia como un infante. Y considero que las declaraciones de Alonso fueron dedicadas a infantes. Hubiese sido mucho más honrado y ajustado a la realidad que dijese que lo tenían casi imposible pero que, agarrándose al principio de indeterminación de Heisenberg, seguirían luchando por quedar lo más arriba posible (¡Que es lo que hicieron!).
Supongo que convendrá conmigo que los RB estuvieron toda la temporada por encima de todos, y solo la impericia de Horner, y las torpezas de los pilotos estuvieron a punto de hacerles perder el campeonato. Es más el McLaren también fue superior a Ferrari, con Hamilton teniendo ciertos fallos cuando el rendimiento del coche bajó un poco. Si hasta en ciertas carreras el Ferrari estuvo a la altura de Mercedes y Renault.
Sobre el nivel dado por Massa, he de decir que fue pésimo. Mi opinión es que incluso por debajo del coche. Las razones las desconozco pero me inclino a pensar que son debidas al accidente del curso anterior. Quizás ya no volvamos a ver al Massa-2008.
Lo último es reafirmarme en el 20% (puede subirlo un poco o bajarlo, es indiferente) que le doy a los pilotos (no solo a él) sobre el éxito. Si no tienen un coche puntero no pueden hacer nada. Con un coche puntero incluso pueden cagarla (Barrichello-2009, Webber-2010). Permítame un símil futbolístico final Messi en el Barcelona parece el mejor jugador del mundo adorado por todos, en la selección argentina parece un mediocre que los argentinos odian ¿Cuál es la diferencia? El coche (los Iniesta, Xavi, Pedro, etc).
Un saludo y espero volverlo a leer, tanto para contradecir lo que escribo, para puntualizarme o incluso para darme la razón. Aquí estamos para aprender, al menos el que suscribe.
Hasta pronto

Saludos

Anónimo dijo...

Gracias por la respuesta y por el "dialogo", ¿mentiras circunstanciales? infiero por su respuesta que entonces no se las asigna de forma permanente...aún así, duele verlo reflejado en cualquier titular, ¿porqué? por que es la forma habitual de traer la F1 cuando se escribe de F.Alonso, ya sea en medios anglosajones y lo más curioso !en los españoles! parece que la F1 no es otra cosa que F.Alonso, acoso y derribo.

No es difícil encontrar titulares como "Sin Fernando, ná de ná" en dónde ni siquiera un análisis ligero de la F1 se libra del leñador de turno. !Árbol va! si no es el piloto, son sus "seguidores" los que sufren el ataque continuo. Del mismo ejemplo; la calificación de garrapatas de todos los aficionados que pueden disfrutar, aun sin ser forofos de toda la vida del deporte que nos ocupa, del carro que empuja el asturiano. Pobres garrapatas, ¿cuando muera el perro morirá la rabia? nunca es casual, bajo la "educación" que se limita a no incluir "!Pole!" ni demás folclore habitual de la red se dedican permanentemente a derribar, y siempre bajo el "derecho" de expresar opiniones, ¿el insulto como opinión es un derecho?

Si el insulto está fundamentado en una acción permanente que da lugar a la descalificación no seré yo quien lo critique. ¿Es este el caso? ¿hay ejemplos mejores de mentirosos? ¿miento si le digo a mis hijas que este mundo merece la pena pelearlo? matices, la ilusión que genera esas mentiras las sume en una ignorancia de una realidad muy dura en la que lo utópico ¿no merece la pena mentarlo ni usarlo como bandera? ya que serás tratado de embustero, "circunstancial" eso sí.

¿Exagerada mi reacción? es probable, pero viene a cuento cuando un amigo me pide que retire mis calificativos sobre un redactor de blog que más parece un "Anti-de alguien", como él escribe, leñador de lo circunstancial, como circunstancial y criticable puede ser no leer toda la obra del autor y entender sus circunstancias. Como aprendiz de leñador también intento podar mis ramas torcidas.

¿Eso es la F1? Nos guste o no sí, se convierte en ello por esos leñadores tala ilusiones en dónde un roble más vale que no traspase con sus ramas su terreno y las meta en un hayedo.

¿Me criticaría usted por un titular del tipo?, "Alonso, el ilusionista" en dónde le venda la moto de que hoy nos hace unos trucos de magia, mentiras, con los que nos quiere hacer creer que el triciclo da para más que para la 5ª posición que ocupaba???

Una coletilla aprendida de mi padre fue; "no hay caballos al motor, si no burros al volante", queda claro que no hablamos más que de máquinas que gobierna el ser humano y sinceramente yo no tomaría a rajatabla tanto por ciento alguno y si se menciona entonces ya no es tan indiferente. Es una relación tan subjetiva como tantos hombres y máquinas existan. !Cómo no convenir que el RB estuvo por encima!. Por un lado hombres y por otro las máquinas, hay dos títulos en juego y si fuera posible relacionarlos objetivamente estoy seguro que los propietarios de las escuderias o los garajistas se ahorrarían un pastón impresionante en sueldos al optar por F.Alonso o por V.Petrov en un ejemplo cualquiera y las diferencias de los emolumentos estarían en ese mismo tanto por ciento...el asturiano un % y el ruso otro % parecido "(puede subirlo un poco o bajarlo, es indiferente)"

Es usted muy amable al entablar este "dialogo" y se lo agradezco, yo aprendo a cambiar mis motivaciones al escribir sobre la marcha y no me duelen prendas reconocer que mi intención original era la común, la del leñador.

Saludos

Ricky

Primo de Anónimo dijo...

Estimado Ricky,
El problema de si a través de la mentira se puede alcázar el bien, filosóficamente hablando, es muy peliagudo y le admito que es complejo. A pesar de esto, he de decirle que estoy muy cerca del pensamiento kantiano en este asunto (es un tocho pero si puede y quiere échele un ojo a este link http://www.tuobra.unam.mx/obrasPDF/publicadas/070629175002.html, aquí están resumidas sus posiciones que puede a su vez elaborar más en los links que posee el texto). Ni se puede, ni se debe decir ningún tipo de mentira, ni para alcanzar ningún bien superior, esa es mi idea reguladora limite.
Una vez dicho eso, si no le importa pasemos al problema de los anti. Leí el artículo de “Sin Fernando, ná de ná” y la gresca que siguió me pareció poco edificante. Si quiere gresca, esta vez entre Lobato (sexta) y Romojaro (as), sobre quien tiene derecho sobre el corralito de los aficionados (al menso esa es mi impresión) lea http://laschorradasdeeloy.blogspot.com/2011/01/sobre-la-primera-twitterbronca.html. Como científico que soy a tiempo completo valoro todas las críticas, y mi labor principal es buscar y criticar los defectos de las teorías de los demás, para de todas las críticas y con todas las teorías poder construir algo mejor. Por eso no entiendo el miedo visceral a la crítica (como tampoco entiendo la crítica constante sin argumentos).
En estos momentos, a través del fenómeno Alonso podemos construir en España una afición que entienda de F1, como en su día construyeron con Nieto los motociclistas, pero me temo que ni nuestros periodistas, ni nuestros bloggers (y quizás ni nuestros aficionados ¿?) quieran eso. Por cierto ha leído las cabeceras de muchos blogs que lo primero que ponen es “no queremos gente que se contraria al ideario, no queremos trolls” ¿No le parece demasiado poco edificante?
Personalmente, critique en su momento a Alonso porque pienso que somos listos e inteligentes para aguantar la verdad. Igual que critico y critique a otros por otras razones. Cuando Alonso (u otro) ha hecho algo sobresaliente también lo he subrayado (le animo a que si puede y quiere pierda el tiempo con otras críticas y también halagos de este blog). Pero siguiendo la inteligentísima frase de su padre, mis ídolos son los ingenieros que idean los coches (como los que puede ver en la cabecera de este blog) y los pilotos los sufro con más o menos cariño.
Por último, sobre los porcentajes marginales de los pilotos, que parece tener mucho interés en ello. Sí creo que el porcentaje de Alonso, Hamilton o Vettel es más alto que el de Petrov, Senna (el sobrino, ojo) y cualquier otro piloto actual (permítame dejar fuera a Kubika y a Schumacher por su historia); pero si Newey idea un coche genial hasta Petrov puede ser campeón.

Saludos y de le la enhorabuena a su padre por una frase tan bien pergeñada.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por su respuesta, obtengo lo que venía buscando, poner en tela de juicio mis prejuicios, valga la redundancia.

Saludos y gracias de nuevo.

Ricky

Primo de Anónimo dijo...

Hola Ricky,
Me alegra que el dialogo en la distancia te haya servido a ti también. Para mí fue muy fructífero.
Saludos y nos leemos

Publicar un comentario