Primo de Anónimo

lunes, 21 de noviembre de 2011

¿Es Red Bull Racing la heredera de Williams Grand Prix Engineering?

Estimados todas/os/es 

Si les digo que soy un mediocre seguidor de la escudería Williams creo que nadie se sentirá perturbado por esta revelación, ya que es de todos bien conocida esta información, y el epíteto lo utilizo porque no llego a ser fan(ático). De hecho no soy fan(del último piso) de nada, salvo de la libertad individual del ser humano. Pero volviendo a lo que nos ocupa. El actual equipo de Sir Francis Owen Garbatt Williams fue fundado en 1977, pero él ya llevaba desde 1969 dando tumbos por distintas escuderías como Williams De Tomaso, Politoys F1, Iso Marlboro, Frank Williams Racing Cars o Walter Wolf Racing. La filosofía de los anteriores inventos radicaba en la búsqueda desesperada de un socio capitalista, que al final acababa intentando mandar más que los hombres que conocían la F1, como el propio Williams (ex-piloto de F3).

La nueva escudería se fundamento en dos pilares. A saber, el conocimiento íntimo de las carreras por parte de Williams y el poder sin límite del director de ingeniería, Patrick Head. A esto hubo que añadir el dinero proveniente de los nuevos ricos del golfo que financiaron durante algún tiempo al equipo. La escudería Red Bull Racing fue creada en 2004, pero la experiencia del equipo provenía de 1997 cuando el piloto Jackie Stewart fundó su propia escudería, posteriormente vendida y llamada Jaguar Racing. Incluso Dietrich Mateschitz, dueño de la compañía de bebidas energéticas, ya había estado anteriormente involucrado en la F1, patrocinando a Sauber. La escudería creció en torno a un ingeniero estrella como Adrian Newey, fichado en 2006, y la figura del Dr. Helmut Marko, un ex-piloto de F1. El austriaco doctor no tiene una posición clara en el equipo, salvo la de guardián de la guardería de pilotos, siendo su figura de las más importantes en el equipo. Baste recordar que en el incidente del alerón de Vettel y Webber de 2010 fue él quién asumió y comunicó todas las decisiones a la prensa. Y de echo quien da las pautas del posible futuro siempre es él. 

Luego ambas escuderías eligen como jefes espirituales a ex-pilotos con caracteres fuertes, y ponen en el centro de las mismas a ingenieros intocables, siendo el dinero de los nuevos ricos (árabes petroleros o austriacos bebedores) la guinda que les permite ir subiendo en el escalafón. 

La temporada 1978 fue la primera de Williams y en 1980 se proclamaron campeones tanto de escuderías como de pilotos con Alan Jones. Después siguieron los campeonatos de Rosberg (82), Piquet (87), Mansell (92), Prost (93), Hill (96) y Villenueve (97), así como los de equipo de los años 1981, 86, 87, 92, 93, 94, 96 y 97. La temporada 2005 fue la primera de RBR y en 2010 se proclamaron campeones tanto de escuderías como de pilotos con Sebastian Vettel. Después ha seguido otro doblete en 2011. Y como podemos comparar en ambos equipos después de un periodo razonablemente corto empezaron a cosechar buenísimos resultados. 

Aunque los motores utilizados inicialmente por la escudería Williams fueron los Cosworth (1978-83), la época dorada del equipo, y que todo buen aficionado recuerda como el equipo a batir, fue el periodo que estuvieron motorizados por Renault, y su primo Mecachrome, (1989-1998). El cambio a motores alemanes, BMW, supuso el comienzo de la decadencia de la escudería, estando en estos momentos al borde de la extinción (¿Podrá el cambio de motorización a Renault reverdecer la década de los noventa?). Al igual que Williams, RBR comenzó equipando motores Cosworth (2005), pero pronto cambió a Renault (2007-actualidad). Alguna coincidencia más; en la época dorada de Williams, además del ingeniero estrella de Head había un reputado aerodinamicista llamado Adrian Newey (1990-1996) que ahora está al frente de RBR. 

Un par de anécdotas que indican como estas dos escuderías tienen un DNA similar. A finales de 1992, con Mansell campeón absoluto, y con el FW14b como uno de los automóviles más dominador de todos los tiempos, las negociaciones sobre la renovación del contrato para 1993 del piloto inglés se estancaron a resultas del dinero que ofrecía Frank (5 millones de dólares) y la cifra que demandaba Nigel (en 1992 había cobrado 10 millones de dólares). Y en el fragor de la negociación Williams le espeto algo así como “mis coches son los que ganan los campeonatos y tú el que arruina sus carreras”, mostrando la dureza del equipo hacia sus pilotos y el amor casi infinito por sus coches. 

En 2006, después del primer podio de la escudería en Mónaco a cargo de David Coulthard (disfrazado de superman), este, en una reunión técnica con el ingeniero recién llegado Newey, se quejó de la vibración de los retrovisores y exigió que cambiasen la ubicación de los mismos, a lo que el ingeniero le espeto "Señor Coulthard, en este equipo es más fácil cambiar al piloto que la posición de los espejos", demostrando que también en este equipo el piloto es solo una pieza más e intercambiable del engranaje. 

Espero haberles convencido que si alguna escudería es digna de ser heredera de Williams esa es Red Bull.

11 comentarios:

Txomin dijo...

Hmmm... interesante reflexión.

FON dijo...

Muy buenas, Primo.
Interesante, pero solo coincidencias, puedes encontrar seguramente coincidencias del mismo tipo en otras escuderías.
¿Estas justificando tu abandono de Williams y tu futura marcha a Red-Bull? :)

jaume101 dijo...

Hola Primo:
Muy interesante.Queda claro que las dos escuderias tienen muchas similitudes interesantes,pero creo que son simples parecidos.La anecdota de Coulthard ya la conocia y es muy buena.Al igual que FON es pero que esto no sea el inicio de un cambio de chaqueta...me sentiria decepcionado...je,je

Anónimo dijo...

Hola Primo,
Por supuesto que a lo largo de la historia se ve que casi siempre no hay un piloto campeòn sin un coche campeòn y un piloto campeòn sin un coche campeòn se convierte en heroe y nos llena de emociones pero dificilmente es campeòn.
Por otro lado se que tu piel es azul y blanca sin conocerte me pregunto ¿Tu nariz està tomando un color un poco amarilla o es una enfermedad pasajera?

Frico

J. Arce dijo...

Coincido plenamente con tu primer párrafo cambiando Williams por Ferrari. Ahora mismo soy fan de un piloto, Hamilton, y creo que tu deberías hacerte fan de un ingeniero y pasar de los equipos.

Fourier dijo...

Buenos dias Primo.

Tienes toda la razon, la unica diferencia puede estar en el tiempo que va a estar RB en la F1.

Un saludo.

Primo de Anónimo dijo...

Hola Txomin,
La idea era la de despertar alguna reflexión. Si lo he conseguido ¡Genial!

Hola Fon,
No te creas que son coincidencias. Son patrones que tienen ciertas escuderías. La diarquía estaba arraigada en Williams y parece que también lo está aquí. Por ejemplo Ferrari solo funciona con monarquías fuertes. No son solo meras coincidencias.

Hola Jaume,
Como anti-fan(atico) n o sigo a pie juntillas los designios de nada. Y según me enseñaron mis mayores en la F1 tú puedes seguir un equipo, un ingeniero y un piloto de distintos sitios sin con ello estar loco. Soy consciente que los ferraristas (sobre todo los italianos) tenéis difícil encajar eso, pero en la cultura sajona lo tienen muy asumido. Claramente esto no es fútbol.

Hola Frico,
En primer lugar bienvenido, Estoy de acuerdo con lo que dices sobre lo imprescindible que puede ser un gran ingeniero. Sobre la nariz amarilla he de decirte que no me preocupa, no soy seguidor de RBR pero si hacen las cosas bien, como lo están haciendo ahora, no tendré ningún remordimiento en alabarlo.

Hola José,
Si te digo la verdad, empecé siendo seguidor de Don Derek Gardner y después de su prematuro retiro me pasé a Gordon Murray. Y partir de los noventa ya no fui seguidor de nadie, aunque los buenos diseños, y las locuras, siempre me gustaron. Sobre pilotos solo decir que el único que despertó mi querencia fue otro Derek, Warwick, y como su éxito fue bastante minúsculo no merece la pena decir nada. Y las escuderias comencé con Williams y cuando se retiren (en poco tiempo) seré, aun más, libre para criticar elogiar lo que hacen otros equipos sin que me pese nada mi querencia.

Hola Fourier,
Cuando RB compró la escudería todo el mundo pensó que iban de guasa. La cosa cambió cuando empezaron a fichar a gente importante. No sé si estarán mucho tiempo o poco, pero espero que el tiempo que estén me haga disfrutar. El tiempo que disfrute de Tyrrell y de Brabham fue corto pero muy intense.

Perdonadme por la tardanza en contestar, pero mi yo real está muy atareado y no deja ni un minuto para PdA. Un cordial saludo y esperemos que la semana que viene pueda aparecer algo más.

VivaMansell dijo...

Tienen similitudes al no ser motoristas, pero también diferencias. Fundamentalmente el valor que da Red Bull a sus pilotos, con una cantera muy potente y que económicamente Red Bull es autosuficiente y Williams está mas a merced de los contratos con patrocinadores.

En lo que coinciden es en los problemas que generan a las vacas sagradas.

Saludos!!!

Primo de Anónimo dijo...

Hola VivaMansell,
Estoy totalmente de acuerdo que la academia de RBR es la única que realmente está planificada y es capaz de sacar pilotos, aunque sea n solo decentes, y de forma continua. Sobre el patrocinio tengo yo mis dudas ¿Te imaginas que el austriaco se levanta un día y dice no quiero pagar más por un equipo de F1? ¿Qué pasaría con la estructura Stewart?
Saludos

VivaMansell dijo...

Tienes razón pero mientras el quiera los recursos son casi ilimitados, a Newey no le va a faltar de nada.

Saludos!!!

Primo de Anónimo dijo...

Hola VivaMansell,
Y si me permites apostillar tu comentario yo diría: “demostrando a las vacas sagradas que para ganar se necesita pasta … pero también mucho ingenio”.
Saludos

Publicar un comentario